No es cuento, es verdad

Edición Impresa

 Wall Street operó con resultados positivos con la atención puesta en los resultados trimestrales de algunas empresas que no llegaron a convencer (por caso Morgan Stanley ) y la convicción de que la economía china sigue estancada. Desde el comienzo de la jornada, los operadores se decantaron por las ventas, aunque si bien el índice insignia, por momentos llegó a negativo, casi al final de la rueda quedó levemente positivo.

El índice Dow Jones de Industriales finalizó en 17.230,54 puntos subiendo el 0,08 por ciento, el S&P500 se situó en los 2.033,66 puntos ganando el 0,03 por ciento y el Nasdaq Composite apreciándose el 0,38 por ciento llegó a los 4.905,47 puntos.

Se conocieron datos oficiales donde se da cuenta, de que China registró un crecimiento interanual del 6,9% en el tercer trimestre, su mas bajo nivel desde 2009 año en que la crisis global provocó estragos en las economías.

La ralentización china incide en mayor o menor grado sobre el crecimiento mundial ya que afecta a sus proveedores de commodities, a los que tratan de entrar a su formidable mercado y a los que ya se encuentran.

Las principales acciones que cotizan en Shanghái y Shenzhen cerró sin cambios, mientras que el índice compuesto de Shanghái cayó un 0,1% y el Hang Seng ganó el 0,04%.

Por su parte, las principales Bolsas europeas cerraron con tendencia mixta, por cuestiones que tienen que ver con la Unión e influenciadas por las noticias chinas.

Londres perdió el 0,4%, Fráncfort subió el 0,59%, París el 0,03%, Milán el 0,4% y Madrid retrocedió un 0,2%.

Y el tema que sigue en el ojo de la tormenta es Volkswagen, la policía francesa allanó las oficinas de ese país en conexión a la investigación sobre manipulación de las pruebas de emisiones contaminantes en los vehículos con motores diésel. "Cooperamos con completa transparencia", dijo un ejecutivo de la empresa. En Italia y Alemania tambien hubo allanamientos desde que la empresa reconoció que usó un software especial para alterar la lectura de las mediciones de gases contaminantes en 11 millones de sus vehículos. Esta historia continuará.

Dejá tu comentario