Nuevo canje implicaría bonos por u$s 4.800 M

Edición Impresa

• Esta emisión se sumaría al stock de deuda de la Argentina.
• ¿Será la operación idéntica a la de 2010?

Replicar un canje idéntico al de 2010 implicaría la emisión de nuevos títulos por un monto máximo de u$s 4.865 millones, que reemplazarían a los u$s 11.177 millones actualmente en default, si el 100% de los holdouts acepta la propuesta. Así lo estimó la consultora Quantum Finanzas, que dirige Daniel Marx, exsecretario de Finanzas. La propuesta debería incluir la emisión de un bono Discount 2033 por u$s 3.026 millones y un Global 2017 por otros u$s 1.838 millones, con el que se reemplazaría a los intereses vencidos desde el default.

Si se repiten los términos del canje efectuado hace dos años y medio, el Gobierno ofrecería cupones PBI a los holdouts. El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, dejó claro que "no se reconocerán los pagos pasados", es decir todo lo que ya se desembolsó por este instrumento. Sí, en cambio, los inversores podrán cobrar lo que el cupón eventualmente pague de 2014 en adelante. Este año ya está descartado que se efectúe un desembolso, ya que el crecimiento del año pasado fue inferior al 3,26%.

Los bonos que finalmente se emitan aumentarán el stock de deuda de la Argentina, ya que lo que actualmente se encuentra en default no es considerado en las estadísticas públicas, aunque sí figura en la información que distribuye el ministerio de Economía cada tres meses (los últimos datos corresponden a junio de 2012).

Según detallaron los economistas Mario Brodersohn y Ramiro Castiñeira, los canjes de 2005 y 2010 "permitieron una importante quita sobre el monto adeudado, extender sus plazos de pago, bajar las tasas de interés promedio e incluso canjear una parte a moneda nacional. El pago de intereses de la deuda pública se redujo a menos del 2% del PBI, incluso cuando paga el cupón ligado al Producto". Los nuevos títulos que potencialmente podría emitir la Argentina (Discount y Global 2017) sumarían unos u$s 335 millones -es decir un monto menor- en pago de intereses. Uno de los aspectos por dilucidar es si el monto que reclaman los fondos buitre es correcto, ya que los abogados de la Argentina en ningún momento lo pusieron en duda. Básicamente, la defensa hizo hincapié en el argumento del "pari passu", es decir tratamiento equivalente para todos los bonistas, y en la inmunidad soberana para defenderse de posibles embargos. Sin embargo, "no se puso suficiente énfasis en la propuesta de pago", enfatizó Marx.

Dentro de este esquema planteado, es decir una propuesta idéntica a la de 2010, surgen variantes. Una de ellas es la posibilidad de entregar bonos a la Par, o sea sin quita de capital. El Gobierno tratará de evitarlo, ya que si bien en término de costos anuales es similar al Discount, en realidad implica un incremento mayor del stock de la deuda. Podría ser, en todo caso, un as en la manga que se guarda Economía si precisa mejorar los términos de la propuesta.

En lo que respecta al Global 2017, la entrega de este bono sería desventajosa hoy para los inversores, debido a que cotiza con un fuerte descuento. El cupón anual es del 8,75% y se colocaría al 100% de valor nominal. Sin embargo, en el mercado cotiza a u$s 80, lo que significa un descuento en la práctica del 20%.

Por último, resta saber si la propuesta incluirá finalmente cupón PBI. La inclusión es prácticamente gratis para el Gobierno. No se debe hacer frente a los pagos efectuados en años anteriores y con suerte habrá una nueva erogación recién a fin de 2014. Y si el crecimiento de este año tampoco supera el 3,2%, ya pasaría para el 15 de diciembre de 2015, es decir cuando ya haya finalizado el mandato de la presidente Cristina de Kirchner.

Dejá tu comentario