Nuevo impuesto a celulares para financiar deporte

Edición Impresa

El Senado aprobó anoche un nuevo impuesto, esta vez, a los usuarios de telefonía celular con la intención de financiar al deporte olímpico, con la recaudación del uno por ciento sobre el precio facturado a los abonos de celulares.

El rechazo a la nueva ley estuvo en el recinto a cargo de la senadora de la Coalición Cívica, María Eugenia Estenssoro, quien argumentó que se trata «de un impuesto terriblemente regresivo que afectará a los sectores populares, que no tienen posibilidad de acceder al deporte olímpico y beneficia al ente de administración».

De esta manera, el Senado dispuso la creación del Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (ENARD), que administrará un fondo especial para el desarrollo del deporte y financiará la carrera de los atletas más destacados con lo recaudado de un impuesto aplicado sobre las facturas de telefonía celular.

El Comité Olímpico Argentino (COI), presidido por Gerardo Werthein -principal accionista de una empresa de teléfonos-, y la Secretaría de Deporte nacional apoyan e impulsan esta norma, que indica que el dinero ingresará gracias a un impuesto del uno por ciento sobre el precio de las facturas de los teléfonos celulares.

De esta forma, las compañías aplicarán a sus clientes ese aporte adicional y deberán girarlos dentro de los 30 días de percibidos a una cuenta que se abrirá para el ENARD en el Banco Nación.

La Cámara de Informática y Comunicaciones de la República Argentina (Cicomra), que agrupa a las operadoras, rechazó la nueva ley mediante una solicitada en la que sostiene que «los clientes de telefonía celular no deben financiar» al ENARD el porqué en 1974 se sancionó la Ley 20.655, que creó el Consejo Nacional del Deporte y un Fondo Nacional del Deporte, «para el sostenimiento de todas las actividades deportivas en el territorio nacional».

Juan Curuchet, ciclista que ganó la Medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Pekín, afirmó que «esta ley permitirá que se obtengan los recursos para enfrentar a los deportistas de elite mundial». «Éste no es el proyecto de una presidenta, de un partido político o de nadie. Es de los deportistas y para los deportistas. Queremos pelear en igualdad de condiciones con el resto del mundo», expresó Curuchet en declaraciones radiales.

Dejá tu comentario