NY: abre polémica estación de subte

Edición Impresa

 La estación del subte más cara del mundo abrió ayer parcialmente en la ciudad de Nueva York. Si bien faltan algunos detalles, ya se inauguró esta polémica construcción que costó u$s 4 millones y demoró 12 años.

Lleva por nombre "Oculus" y la firma del arquitecto español Santiago Calatrava. Algunos en Nueva York creen que parece el esqueleto de un reptil ya extinguido o de un enorme pájaro. El "New York Times" bautizó la creación de Calatrava como "un fénix ascendente".

La monumental construcción, enclavada en el centro del distrito financiero, en el sur de Manhattan, alberga una estación de transporte público y un centro comercial de casi 34.000 metros cuadrados, con negocios y restaurantes, que recién abrirán en agosto.

La estación conectará los trenes suburbanos con destino a Nueva Jersey (PATH) con once líneas de subte.

El proyecto, que se inició en 2004, ha sido muy criticado por su estética pero sobre todo por sus retrasos y su costo. El presupuesto que inicialmente se fijó en u$s 2.000 millones, terminó en 3.850 millones, lo cual transforma esta estación en la más cara del mundo.

Agencias AFP y DPA

Dejá tu comentario