Objetivo: criollos Los argentinos, en la mira del Súper 15

Edición Impresa

Después de ver las capacidades individuales y grupales de los All Blacks y los Springboks en la apertura del Tri Nations, no caben dudas de que la única manera de estar en ese nivel es competir con ellos. Hoy por hoy, las distancias son gigantes como quedó claro en el 32-12 con que Nueva Zelanda le ganó a Sudáfrica el sábado pasado.

Pat Lam, entrenador de los Blues de Auckland, dijo que a pesar de que el ingreso de un argentino puede significar menos posibilidades para un neocelandés, es un deporte profesional y debemos preparar equipos ganadores.

La pregunta que queda hacerse es qué tipo de jugador argentino buscan. Es muy probable que quienes tengan más oportunidades de emigrar a los Blues, Highlanders, Hurricanes, Chiefs o Crusaders sean pilares. No hay, a priori, jugadores en otros puestos que puedan pelear por un lugar en equipos del súper rugby.

Ahora bien, ¿cuántos pilares competitivos quedan en el país que puedan empujar en el scrum, correr en apoyo, pasar como un back, entender el rugby moderno?

Según fuentes dentro de la NZRU, el ingreso de argentinos sería para ayudar a jugadores criollos a acomodarse al rugby de alta velocidad y habilidades del Four Nations que Los Pumas jugarán a partir del 2012.

El beneficio de tener diez jugadores en la elite del rugby del Hemisferio Sur es múltiple. Habrá que ver qué diez jugadores hay que puedan adaptarse a ese rugby.

En la actualidad, el único que tuvo reciente participación en el súper rugby fue el pilar mendocino Eusebio Guiñazú, que jugó para el equipo sudafricano de los Stormers. Fue un total de 72 minutos distribuidos en siete de los 15 partidos que disputó el equipo de Ciudad del Cabo; estuvo en la semifinal pero no fue requerido para el plantel de la final del Súper 14. También jugó 84 minutos en dos partidos para los Boland Kavaliers por la Vodacom Cup.



El biotipo argentino, buscado



En Sudáfrica hay marcado interés por los jugadores argentinos. Los Pampas XV abrieron el camino. Nuevamente, el biotipo del jugador sudafricano es muy distinto al argentino.

Pareciera que ahora sucede lo mismo con Nueva Zelanda, donde la cercanía con las islas del Pácifico les permite nutrirse de samoanos, de Tonga y fijianos.

Habrá que ver si ahora prefieren importar carne argentina para que, en el 2012, Los Pumas tengan más gusto al rugby del Hemisferio Sur.

Dejá tu comentario