Oposición discutirá las retenciones sin el campo

Edición Impresa

El radicalismo y la Coalición Cívica esperarán hasta el viernes (un día después del acto organizado por el campo) para presentar su proyecto de modificación del actual esquema de retenciones que intentarán debatir en una sesión especial en Diputados que se postergó para el próximo martes 17. Así, hoy sólo habrá una sesión regular en esa cámara, donde la oposición cuestionará por insuficientes las medidas que el Gobierno tomó en medio de la negociación con la Mesa de Enlace, pero sin debatir el proyecto sobre retenciones.
Anoche, la Coalición Cívica analizaba un proyecto unificado para modificar el actual esquema de retenciones. Esa postura, que comparte con el radicalismo, contempla un esquema de retenciones segmentadas sin reintegros para las exportaciones de soja y la eliminación de ese impuesto para el trigo y el maíz.
El clima en torno a la sesión especial que la oposición organizó para defender al campo se complicó nuevamente ayer cuando el presidente de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, les pidió a los partidos opositores después de salir de la tercera reunión con el Gobierno: «Veo cómo viene la movida y me preocupa. Hay que poner inteligencia y grandeza y no tomar este tema como una banderita», a la hora de debatir las retenciones en el Congreso.
Grandeza
En un curioso giro, Buzzi llegó a declarar: «A Elisa Carrió le agradezco el interés que pone en los temas del campo... pero son tiempos de grandeza, no de andar sacando ventajas porque así no resolvemos nada, tengo la obligación de decirlo». Extraño de un hombre del campo hacia la dirigente que acompañó la pelea con el Gobierno por las retenciones inclusive desde antes que estallara el conflicto por la Resolución 125.
No fue la misma posición que mantuvo Mario Llambías a la salida del mismo encuentro con Florencio Randazzo y la ministra de Producción, Débora Giorgi: «Le dijimos al ministro Randazzo que si había sesión para tratar retenciones, al menos diera quórum, como siempre reclama el ex presidente Kirchner, y lo hicimos sin tono irónico», dijo.
Para el Gobierno no podría haber mejor noticia que la división entre la Mesa de Enlace y la oposición. La unidad entre los dos sectores resistió, inclusive, la convocatoria que hizo Cristina de Kirchner al diálogo y la primera reunión con Giorgi y Randazzo. De hecho, al día siguiente los cuatro dirigentes de la Mesa de Enlace participaron de una audiencia pública en el Senado organizada por la oposición donde redoblaron las críticas al kirchnerismo por su política frente a las retenciones, el freno a las exportaciones y el precio de referencia de la leche. Pero en 10 días la situación parece haber cambiado.
En Diputados
Mientras tanto, Diputados iniciará formalmente hoy el período de sesiones ordinarias con un debate que no incluirá proyectos controvertidos. En una sesión convocada para las 10.30 se incluirán los proyectos de ley sobre no discriminación en el deporte y la inclusión en las páginas de internet de organismos oficiales de las imágenes de los niños perdidos que están siendo buscados.
Luego de la reunión de ayer de la Comisión de Labor Parlamentaria, donde se encuentran todos los presidentes de bloque, se acordó también incluir una modificación del Código Procesal Civil y Comercial «sobre regulación de medidas precautorias contra el Estado, entes descentralizados o autárquicos, y empresas o sociedades públicas».
La regulación del empleo público, la autorización para desempeñar funciones de cónsules honorarios con cartas patentes otorgadas por otros países a ciudadanos argentinos, y la modificación del Código Civil «en el artículo sobre legados» también estarán en la sesión convocada para hoy.
Y si al final de la sesión, el oficialismo consigue mantener el quórum, se someterá también a votación una modificación a la Ley de Contrato de Trabajo «sobre notificación y prueba del preaviso» y la declaración de emergencia nacional de los recursos humanos en el área de enfermería.
Así, el kirchnerismo consiguió armar una sesión para comenzar el año sin peligro de verse acosado por la oposición que finalmente tuvo que relegar la discusión de las retenciones para la semana próxima.

Dejá tu comentario