Otra puntada, con hilo

Edición Impresa

Salvo lo del Bovespa, que ya es una nota preocupante con su camino descendente impermeable a toda señal global favorable, se vivió un día de festejos bursátiles: al tocar el Dow Jones "su nivel más alto de la historia", que lo colocó por encima de antes del estallido de la crisis, hace varios años. A partir de lo allí logrado, con mejora diaria del 0,84 por ciento, los de Europa no perdieron la ocasión para colgarse del "pasamanos" y también festejaron en toda la línea, con rentas superando el 1 por ciento.

En la ocasión el contexto resultaba un buen estimulante para que el Merval también siguiera en una racha de repuntes de marzo que pudo ayer enhebrar la segunda rueda de la semana, con aumento final del casi un 1,7%. Tras tocar mínimo en los 3.141 puntos, superar el techo de los 3.200 (llegando ocho puntos más arriba de la frontera) y cerrar en marca de 3.193. Nunca se estuvo debajo del cierre anterior, señal de la vocación alcista, esta vez pudieron incluir "61" papeles en avance, solamente "14" en descenso. En tal caso, un "derrame" sobre plazas menores, que rompió la figura previa de alta concentración sólo para los papeles líderes de negocios. Y, en ellos, YPF pudo confirmar un repunte más notorio -el 2,7%- bajando el poder de volumen, a no más de $ 15 millones. También Tenaris se anotó con buena mejora del 2,65%, siendo lo más destacado lo hecho por PESA -ganando más del 5%- seguida por el 3,13 por ciento ganado en plaza del Francés. Totales negociados que rozaron los $ 50 millones de efectivo, cediendo en mucho la línea de la oferta y permitiendo bajar el ritmo, pero subir en cotizaciones. Plano que se inclinó hacia la demanda. La Bolsa, bordando.

Dejá tu comentario