Otro intento macrista de lanzar candidatura

Edición Impresa

Mauricio Macri refuerza en cada declaración su lanzamiento para la presidencial de 2015. Los plazos para esa fecha se acercan y, como en el caso de la mayoría de los pretendientes a suceder a Cristina de Kirchner, los deberes por cumplir para ese momento no son sólo armar una buena campaña sino organizar un frente para poder llegar a cada provincia. Macri no es la excepción; el tiempo sigue pasando y le queda aún pendiente el armado en muchos distritos del país para poder zambullirse más tranquilo en la presidencial.
Lo saben los macristas que esta semana insistirán con un relanzamiento de la candidatura del jefe de Gobierno porteño a presidente, que incluirá volver a definir el desembarco del macrismo en los distritos donde aún no pisa fuerte. Ese relanzamiento incluirá una gira de Gabriela Michetti y Federico Pinedo, aún no se descarta la participación del propio Macri, a Nueva York en marzo para presentarse ante el Council of the Americas y un menú de fondos de inversión como alternativa para 2015.
Tras la última elección, Macri, más allá del triunfo en la Ciudad de Buenos Aires, cuenta con estructura en Santa Fe, Córdoba, donde además del armado del PRO sumó con la candidatura de Héctor Baldassi, simpatías en Entre Rios y algunos embajadores en otras provincias.
Federico Pinedo arrancó con la tarea el fin de semana. Volvió a defender la candidatura de Macri: "Con los candidatos que hay a la vista el mejor es Mauricio Macri. Si viene Aristóteles quizá sea mejor, pero no lo veo. Entre Massa, Scioli, Macri, Morales o Sanz, el mejor es Macri", dijo.
"El 70 por ciento de los argentinos no son de ningún partido político. Hay políticos que prefieren defender una ideología en lugar de representar a la gente", dijo Pinedo, "la Argentina tiene que dar vuelta una página y ésa es la página de la intolerancia, que es ver al que piensa diferente como un enemigo de la patria".
Ayer el radicalismo reaccionó a la declaración de Macri que negó la posibilidad de que el PRO participe en alguna interna presidencial con otro partido, reforzando la idea de que no habrá acuerdo con otras fuerzas.
El jujeño Miguel Giubergia le salió al cruce: "Nadie llamó a Mauricio Macri a participar a ninguna interna", le dijo.
"Macri afirma que no participaría de ninguna compulsa electoral con las fuerzas políticas tradicionales, olvidándose de su origen peronista", sostuvo.
La guerra está declarada: "No recuerdo muchas internas en el PRO, siempre pusieron los candidatos a dedo", dijo Giubergia. "Cuando Mauricio ataca a los partidos y al sistema de internas que permite a la ciudadanía optar por las mejores propuestas e ideas, descalifica al sistema democrático".
Macri
había dicho que el PRO "no va a participar en la interna de los partidos tradicionales", pero insistió, para no cerrar la puerta, en que si ganaba la elección todos tendrían un lugar.

Dejá tu comentario