Para ahorristas: bonos en dólares rinden hasta 20%

Edición Impresa

• Subieron un 4% la semana pasada gracias a la tenue estabilidad cambiaria

Con la corrida cambiaria en el espejo retrovisor -al menos por el momento-, el precio de los bonos argentinos en dólares logró un repunte promedio del 4% durante la semana pasada, catapultando bajas de casi tres puntos porcentuales en sus rendimientos. Así es el caso del Boden 2015, que tiene legislación local y paga un cupón semestral del 7%. Había empezado el año cotizando a u$s 100, con un rendimiento cercano al 9%. Era el papel favorito de los inversores porque vence en octubre de 2015, durante la actual gestión kirchnerista. Pero un goteo de reservas de u$s 2.499 millones en enero, el mayor en ocho años, abrió interrogantes sobre la solvencia que tendrá el país llegada esa fecha, desplomando el papel a u$s 87,3 y empinando su rendimiento en torno al 20%.

Ahí el directorio del Banco Central, comandado por Juan Carlos Fábrega, lanzó la Comunicación "A" 5.536, un as bajo la manga que obligó a las entidades financieras a desprenderse de activos en dólares, enfriando el mercado cambiario y morigerando la caída de reservas. De este modo, el Boden 2015 trepó un 4% en la semana para ubicarse en los u$s 90,8, convalidando un rendimiento del 15,4%, según datos de la consultora Nicolás Dujovne y Asociados. Estos números reflejan la disparidad con su cotización en pesos, que perdió más del 8% en apenas tres ruedas.

Las emisiones a plazos mayores se encuentran más atrasadas. El Bonar X, que vence en 2017, es decir después del actual Gobierno, ya rinde un 16,6% en dólares, retorno similar al Global 2017 que cotiza en Wall Street. A pesar de contar con diferentes legislaciones, el spread de sus rentabilidades es prácticamente nulo. Desde octubre de 2012, cuando el juez Thomas Griesa falló contra el país en el litigio contra los holdouts, las emisiones con legislación extranjera perdieron brillo. El spread tocó el 5% a mediados del año pasado pero la incertidumbre cambiaria de las últimas semanas niveló el riesgo entre ambas legislaciones.

La caída en los rendimientos se vio reflejada además en los indicadores de riesgo de la deuda nacional. El riesgo-país que releva JP Morgan se deslizó un 10,78% hasta los 968 puntos básicos, mientras que el costo de asegurar deuda (Credit Default Swaps) cayó más de 400 unidades, a 2.376 puntos, según cifras de Bloomberg.

También los títulos provinciales registraron aumentos de precios. Los bonos más representativos de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires acusaron aumentos del 4% en la semana, compensando un desplome de hasta el 12% durante enero. Si el Boden es la vedette de la deuda soberana, el papel de la Ciudad de Buenos Aires con vencimiento en 2015 ocupa ese lugar en la deuda provincial. Hace sólo siete días rendía el 18%, pero al cierre del viernes ya ofrece una renta del 14,2% en dólares. ¿Conseguirá Mauricio Macri los dólares para pagar el capital en 2015? Ése es el mayor temor del mercado.

Por lo pronto, si se lo compara con el bono de la provincia de Buenos Aires con igual vencimiento se disipan las dudas: los papeles del gobernador Daniel Scioli a 2015 pagan el 19,5%.

Dejá tu comentario