París: destrozos y 200 detenidos en la marcha antirreformas

Edición Impresa

La masiva protesta sindical, convocada contra el Gobierno de Emmanuel Macron, fue ensombrecida por los disturbios causados por 1.200 encapuchados.

París - Disturbios entre la policía y hombres enmascarados opacaron las manifestaciones sindicales convocadas ayer en París por el 1 de Mayo, el Día Internacional de los Trabajadores, marcadas por las protestas contra la política de reformas del presidente Emmanuel Macron.

Según la Policía, unos 1.200 encapuchados vestidos de negro lanzaron piedras y otros proyectiles contra las fuerzas de seguridad. La emisora BFMTV señaló que las fuerzas de seguridad utilizaron carros hidrantes y gases lacrimógenos. Comercios fueron vandalizados y algunos autos que fueron incendiados durante los disturbios.

Según el prefecto de la Policía, Michel Delpuech, unas 14.500 personas de ultraizquierda, entre las cuales estaban los violentos, se movilizaron de manera independiente a la marcha convocada por los sindicatos.

Unas 200 personas del llamado Black Bloc (anarquista) fueron detenidas. Esta calificación abarca a activistas dispuestos a la violencia, que se presentan encapuchados y vestidos de negro en las manifestaciones.

El ministro del Interior, Gérard Collomb, condenó los actos de violencia al margen de las manifestaciones. "Se hará todo lo necesario para poner fin a las graves alteraciones al orden público y para detener a los responsables de estas escandalosas acciones", señaló en Twitter.

La Policía había alertado previamente de las actividades de "movimientos extremistas" que querían aprovechar las tradicionales manifestaciones del 1 de Mayo para atacar a las fuerzas de seguridad y símbolos del capitalismo.

En total, fueron desplegados ayer unos 1.500 efectivos. La marcha convocada por la Confederación General del Trabajo (CGT) se desvió por otra ruta debido a los incidentes.

La oposición criticó los enfrentamientos: el jefe de los conservadores republicanos, Laurent Wauquiez, habló de un fracaso del Estado. "Imágenes terribles hoy para nuestro país", tuiteó.

Las marchas convocadas por los sindicatos se centraron en protestar contra las propuestas de reforma del presidente Macron y contra el "cuestionamiento a los logros sociales" alcanzados en el país.

En las últimas semanas Francia ha sido escenario de huelgas y protestas contra los planes de reforma, por ejemplo, para reestructurar los ferrocarriles estatales SNCF.

Sin embargo, los grandes sindicatos no concurrieron ayer juntos a las protestas, lo que evidenció la fuerte fractura del movimiento gremial, advirtieron analistas. En todo el país, salieron a las calles unas 143.500 personas.

Agencias DPA, ANSA, AFP y Reuters

Dejá tu comentario