Pelea Nación vs. Ciudad por disturbios en Obelisco

Edición Impresa

 Tensión fue lo que se vivió en la noche del domingo y ayer a la tarde en el Obelisco porteño.

En tanto, el secretario de Seguridad, Sergio Berni, fue duro y aseguró que los hechos "no fueron producto de la casualidad", sino que "hubo una planificación", al tiempo que cuestionó la inacción de la Policía Metropolitana, que "brilló por su ausencia".

Respondió a sus dichos la vicejefa de Gobierno porteño, María Eugenia Vidal, quien sostuvo que la Jefatura del Operativo "iba a ser de la Policía Federal".

Pasadas las 21 del domingo, y cuando más de 50 mil personas habían acudido al centro porteño para festejar el subcampeonato del seleccionado, comenzaron los enfrentamientos entre grupos violentos (algunos ataviados con capuchas) y fuerzas policiales, que intentaron dispersarlos.

"Cuanto auto pasaba, lo rompían y le robaban", narró Berni, quien insistió con "la planificación" de los hechos.

Anoche, un total de 78 personas quedaban aún detenidas de las 120 que habían sido arrestadas. El juez correccional porteño Oscar Fente abrió una causa penal por "lesiones leves y resistencia a la autoridad" y pidió a la Policía Federal informes de antecedentes de los detenidos para resolver su situación.

El magistrado pidió también filmaciones de los disturbios y ordenó que se revise a los arrestados, que podrían comenzar a ser liberados apenas se constate que carecen de antecedentes o que no hubieran participado directamente en los disturbios.

Tras los destrozos, un total de 26 comercios terminaron saqueados en la zona con importantes pérdidas en sus instalaciones.

Así, lo sostuvo la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que reclamó una indemnización para los comerciantes perjudicados. Las pérdidas totales estimadas para estos comercios son de $ 710 mil que se dividen en $ 430 mil por los saqueos

y $ 280 mil por el cierre temporario de estos negocios que no podrán abrir sus puertas hasta que arreglen los destrozos.

Según el comunicado de CAME, los negocios afectados sufrieron roturas de vidrios, daños sobre su mobiliario y robos de diferente magnitud.

De los 26 comercios afectados, 10 se ubicaron sobre avenida Corrientes, 9 sobre Cerrito y 7 en Carlos Pellegrini. Además, hubo destrozos en toda la obra nueva de la peatonalización del microcrentro y el Metrobús.

Por estas pérdidas, CAME solicitó una exención de impuestos a los Ingresos Brutos, durante un período de 6 meses, para los locales afectados. Además, una prórroga en el pago de los impuestos nacionales, entre otros beneficios.

Dejá tu comentario