17 de abril 2017 - 00:00

Policías presos salpican a jefe en causa de corrupción

El fiscal José María Campagnoli denuncia ahora a los mismos jefes de la exfederal que utilizaba en sus operativos. El Gobierno porteño quiere ir a fondo.

Denunciador denunciado. El jefe de la Policía es investigado por integrar una red delictiva que él mismo ayudó a desbaratar.
Denunciador denunciado. El jefe de la Policía es investigado por integrar una red delictiva que él mismo ayudó a desbaratar.
En una curiosa vuelta de tuerca, una causa judicial que tuvo su origen en el proceso de depuración encarado por el Ministerio de Seguridad porteño contra la corrupción policial, parece reorientarse ahora contra el designado jefe de la flamante fuerza, comisario José Pedro Potocar, quien antes de ocupar este cargo, se desempeñaba como titular de la Dirección General de Comisarías (DGC). En el marco de la investigación -que ya tiene a varios oficiales detenidos-, el fiscal José María Campagnoli secuestró del despacho del comisario Norberto Federico Villarreal (actualmente prófugo y con captura internacional requerida) material probatorio de las supuestas sumas de dinero que comerciantes, particulares y trapitos de la zona de Núñez le pagaban a los oficiales a cambio de protección. En las anotaciones, los investigadores creen que se alude directamente a los subcomisarios de la Seccional 35, a la Superintendencia de Seguridad Metropolitana y a la DGC, por entonces a cargo de Potocar.

El proceso determinó la existencia de una "asociación ilícita" que se dedicaba a la recaudación espuria, cuyos "beneficios llegarían hasta quienes hoy son las máximas autoridades policiales,con el propósito de enriquecerse en forma ilegal", se afirma en la causa. La maniobra abarcaba además un esquema de facturación paralelo al oficial que permitía cobrar horas adicionales que nunca se trabajaban, mediante la falsificación de planillas donde figuraban efectivos prestando servicios inexistentes. La declaración que tanto el fiscal Campagnoli como el juez Ricardo Farías consideraron clave para avanzar en los procesamientos fue la del comisario Marcelo Stefanetti, quien presentándose como una suerte de "arrepentido", afirmó que Villarreal y Potocar se llevaban "entre 25 y 40 mil pesos mensuales cada uno".

Lo que llama poderosamente la atención es que todo este sistema -vigente desde hace décadas en la Ciudad de Buenos Aires y amparado durante años por la Policía Federal Argentina antes de su traspaso- comenzó a desbaratarse a partir de una investigación dispuesta por el Ministerio de Justicia y Seguridad y la Jefatura de la Policía de la Ciudad. Se calcula que a través de este procedimiento ilegal los encausados lograron estafar al Estado porteño en unos 8 millones de pesos. Fuentes ligadas a la cartera que conduce Martín Ocampo aseguraron a Ámbito Financiero que la investigación apunta, sobre todo contra dos áreas de la fuerza: una de ellas la Policía de Prevención Barrial, que se desempeña en las distintas villas de la Capital Federal, y la otra la División Operaciones Urbanas de Contención de Actividades Deportivas (DOUCAD), que con 1400 efectivos, fue traspasada de Nación a Ciudad en mayo de 2016.

Otro elemento que no puede soslayarse en el análisis es que también el fiscal Campagnoli conocía perfectamente a varios de los involucrados. Personal de su propia fiscalía, incluso, aseguran en estricto off, que varios de los procesados eran habitualmente parte de los operativos dispuestos por el representante del Ministerio Público en los barrios de Núñez y Saavedra. "Él los conducía, no es difícil suponer que también conociera sus actividades... ¿y ahora los denuncia?", se preguntaban ayer dos fuentes consultadas por este diario.

Por su parte, desde el Ministerio eligieron manejarse con prudencia, al informar escuetamente que "no hay ninguna denuncia contra el jefe de la Policia de la Ciudad, José Pedro Potocar". No obstante, desde la cartera "se seguirá colaborando con el juez para que se avance en la causa y se devele la verdad sobre el tema, continuando con la política de Tolerancia Cero contra las corrupción policial".

Dejá tu comentario