Post buitres, Macri empuja por blanqueo de los DNU del debut

Edición Impresa

• ESTÁ ATADO AL ACUERDO QUE MANTIENE CON MASSA.
• UNA BUTACA EN LA AGN.
• ¿PACTAN PARAGUAS SOBRE TEMA GANANCIAS?

El más ripioso de los decretos de Mauricio Macri, con el que buscó sentar vía exprés dos jueces en la Corte, fue a la papelera de reciclaje pero perduran, activos, otros decretos, los DNU tóxicos, como el que anuló la devolución del 15% de ANSES a las provincias, la reforma a mano alzada de la ley de medios (creación de la ENACOM) y la modificación del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias.

Fueron medidas que Macri tomó en sus primeros 70 días de Presidente antes que despierte el Congreso. Los decretos permanecen en un limbo legal: están vigentes pero falta que el Congreso los valide o los rechace. Si ocurre lo primero, adquieren rango de ley. Si ocurre lo segundo, se anula su valor hacia adelante pero no se desanda lo actuado. Ejemplo: ANSES debería dejar, automáticamente de retener el 15% de los fondos coparticipables a las provincias.

Macri pretende, tras la aprobación del pacto con los buitres -que coronó ayer el Senado-, normalizar el frente jurídico interno, y para eso debe lograr que el Congreso apruebe los decretos que emitió en estos meses.

Empates

El operativo empezará, según lo que avisan en Casa Rosada, con la convocatoria para la semana que viene al recinto. Los decretos los trató la Comisión de Seguimiento de DNU, donde Cambiemos tiene 6 de los 16 votos (y al presidente, el radical formoseño Luis Naidenoff), el FpV ocupa ocho butacas (Juan Manuel Abal Medina, Marcos Cleri, Juliana Di Tullio, Juan Irrazabal, entre otros) mientras el Frente Renovador sienta al diputado Raúl Pérez y el adolfismo puntano a Liliana Negre de Alonso. Con el respaldo de estos aliados, el Gobierno logró que le validen los decretos del ENACOM, la restructuración ministerial y el DNU que borró el decreto de Cristina de Kirchner que le devolvía el 15% a los gobiernos del interior. Pero, en simultáneo, rechazó la modificación de Ganancias.

Además de los DNU, deben tratarse los decretos delegados como el que bajó los impuestos a los autos de alta gama -que abrió una veta en el FPV que votó dividido- o a la industria tabacalera.

La comisión oficia de anticipo o espejo de lo que ocurrirá en el recinto por lo cual, en teoria, Macri tendría allanada la aprobación de los DNU. Con esa agenda, el presidente de la Cámara baja Emilio Monzó planea reactivar Diputados la semana que viene antes de que, en 10 o 15 días, aparezca el paquete de leyes económicas que está confeccionando el equipo de Alfonso Prat Gay.

La apuesta de Cambiemos es, además, para darle ritmo al Congreso con lo que pondrá otra vez sobre la mesa su relación, zigzagueante, con Sergio Massa. El tigrense es socio legislativo del PRO y negoció con el macrismo un lugar en la Auditoria General de la Nación (AGN), que preside Ricardo Echegaray y en la que se cayeron las designaciones de Julián Álvarez y Juan Forlón. El plan de Cambiemos es que una de esas butacas la ocupe el peronismo pero la otra sea para un massista. Gabriel Mihura Estrada, abogado de estrechísima confianza de Massa, apoderado del FR, es el nombre que propone el massismo para esa silla.

Ese acuerdo debe entenderse como parte de un tejido más grande que incluye la aprobación de los DNU. Ahí asoma, sin embargo, un límite: Massa ya rechazó el decreto de Ganancias y ayer fue uno de los convocantes a la reunión con las tres CGT para expresar una demanda conjunta sobre Ganancias. La foto es una de las más potentes del último tiempo porque juntó en una mesa larga a Héctor Recalde con Hermes Binner, Diego Bossio, Facundo Moyano y Néstor Pitrola del FIT, entre otros (ver página 9) .

El massismo pretende tender un paragüas sobre los DNU: aprobar todos los demás, pero sacar de la lista Ganancias. No hubo todavía respuesta del PRO. En paralelo, abrir la discusión sobre el 15% de ANSES puede revivir una discusión que en este momento es más técnica que política y circula en el Ministerio de Interior, luego de que los gobernadores del PJ emitieron un duro reclamo que forzó a Rogelio Frigerio a abrir una instancia de negociación sobre la restitución de esos fondos.

Dejá tu comentario