Precios competitivos y experiencia al cliente

Edición Impresa

El sector hotelero gastronómico argentino tiene buenas expectativas con respecto a la temporada estival 2019, con la oportunidad que ofrece la coyuntura. Este verano esperamos recibir una mayor cuota de turismo receptivo y, a la vez, se proyecta un incremento del turismo interno. En todo caso, el eje de nuestro negocio, si queremos que sea sustentable y con el sentido común que todo empresario debe tener, se basa en ofrecer precios competitivos y excelente servicio. Somos empresarios pymes, que generamos empleo en toda la geografía argentina.

Es una gran responsabilidad, por eso tenemos ejercicio en la adopción de posiciones prudentes.

Por otra parte, como el resto de la sociedad, esperamos que la economía argentina se reactive. Alcanzar una buena temporada estival no es la meta de nuestro sector, porque el empresario hotelero y gastronómico debe sostener su estructura y las fuentes laborales a lo largo de todo el año, a pesar de la caída en los márgenes de rentabilidad, de las variables económicas, de crisis internas o internacionales.

En el mismo sentido, sabemos que nuestro sector no debe proyectarse por el valor del dólar o por una circunstancial conveniencia económica, sino por su producto y su servicio, que es la única manera de erguirse como actividad sustentable.

Por eso, como entidad, aspiramos a seguir trabajando intensamente con las autoridades nacionales, provinciales y municipales, para lograr políticas sectoriales que impulsen la competitividad. Además de la gran presión impositiva y de los altos costos laborales, nuestra oferta habilitada y registrada, que por ende paga impuestos y ofrece empleo decente, compite con la oferta informal. Solicitamos al sector público que tome medidas para ordenar, registrar y controlar la oferta.

Por otra parte, la hotelería y la gastronomía argentina abonan aranceles abusivos en concepto de derechos intelectuales, abuso plasmado en la reciente resolución de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, dictada a partir de la denuncia hecha por FEHGRA hace nueve años. En este sentido, también requerimos medidas urgentes.

Pertenecemos a un sector que no le tiene miedo al esfuerzo y al trabajo, condición que se expresa con el solo hecho de tener en general nuestros establecimientos abiertos los 365 días del año, y la hotelería además las 24 horas del día. Estamos comprometidos con la consigna de mejorar la experiencia de nuestros clientes, para impulsar el desarrollo de nuestro sector, que es motor de crecimiento en todo el país.

(*) Federación Empresaria

Hotelera Gastronómica de la

República Argentina

Dejá tu comentario