Presupuesto: prevén crecimiento del 4,5%

Edición Impresa

Se definía ayer la proyección de inflación que rondará el 9%

El Gobierno avanzó ayer en la definición de las últimas proyecciones que restaban para el cálculo final del proyecto de Presupuesto Nacional 2013. Se sabe que finalmente el crecimiento se ubicará en un 4,5% y el nivel de inflación estará en un dígito, algo por encima del 9%. En el Congreso, de todas formas, se afirmó contar con mas precisiones; aunque todavía no hubo avances en la Comisión de Presupuesto y hacienda que preside Roberto Feletti.

El salteño Fernando Yarade, vicepresidente de la Comisión de Finanzas, adelantó que el proyecto ingresará con una proyección de «crecimiento del 4,6% y un nivel de inflación del 8,9% según estimaciones del Ministerio de Economía de la Nación».

Fuera de esas proyecciones hay otro dato que comenzó a circular por el Congreso que confirma la decisión del Gobierno de posponer hasta 2013 cualquier decisión de modificar el mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias que pagan los trabajadores en relación de dependencia. Para el año próximo se espera que el proyecto de presupuesto contenga nuevamente la delegación de facultades que le permite al Poder Ejecutivo, a través de una resolución de la AFIP, modificar el piso salarial a partir del cual se comienza a tributar Ganancias.

Si esto se confirma, los salarios quedarán sin el beneficio de la adecuación este año de la presión del Impuesto a las Ganancias, lo que esmerila los últimos aumentos logrados en paritarias y a la vez impide compensar el impacto de la inflación sobre el salario de bolsillo.

El 2012, entonces, se sumará a 2004, 2005 y 2009, años en que el kirchnerismo no modificó el mínimo no imponible en Ganancias. En los dos primeros el impacto fue menor por la baja inflación y en 2009 la crisis justificó la medida. Ahora, la discusión entre el Gobierno y el moyanismo sigue dando el justificativo político a una medida que se demora también por la floja situación fiscal.

El kirchnerismo, según explicó Yarade, debatirá un presupuesto que «procurará mantener la demanda, que en 2011 significó un nivel de inversión bruta del 24,5% del PBI; el más importante en los últimos tiempos».

«En 2012 el crecimiento está sostenido por el consumo, dado el incremento nominal del salario que osciló en el 30% con una tasa de desempleo del 7,1%; de las más bajas en los últimos 10 años»,
dijo ayer el diputado salteño, ex ministro de Economía de su provincia.

«En el contexto adverso de la economía global, Argentina creció un 8,9% en 2011, y si se toma la serie histórica 2003-2011, se registra una tasa promedio del 7,72. Esto es un esfuerzo de todos los argentinos y una virtud del Ejecutivo Nacional que supo gestionar con destreza nuestra economía para el bien de todos», explicó ayer Yarade, por ahora único vocero del oficialismo en el Congreso sobre lo que viene para el debate del Presupuesto 2013.

Dejá tu comentario