Rajoy presiona ya por flexibilizar el mercado de trabajo

Edición Impresa

Madrid - El futuro presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, se reunirá hoy con las dos principales centrales sindicales y con la patronal, a los que ya ha instado a pactar una nueva reforma laboral.

En su despacho del conservador Partido Popular (PP),

el mandatario electo recibirá por separado al secretario general de Comisiones Obreras (CCOO, de origen comunista), Ignacio Fernández Toxo; a su homólogo de la Unión General de Trabajadores (UGT, socialista), Cándido Méndez; y al presidente de la patronal CEOE, Joan Rosell.

Si sindicatos y patronal no llegan a un acuerdo para la reforma laboral «en un plazo urgente» -como dijo la secretaria del PP, María Dolores de Cospedal-, el nuevo Ejecutivo la realizará a su manera. La toma de posesión está prevista para el próximo 22 de diciembre.

España cuenta actualmente con casi cinco millones de desempleados, un 21,52% de la población activa, pero, según la OCDE se disparará el año próximo al 23%. Asimismo, un 45% de los jóvenes sufre desempleo.

El presidente de la CEOE instó ayer al PP que concrete cuáles son sus planes -hasta ahora, Rajoy no ha revelado nada de la que será su acción de Gobierno- y pidió al jefe de Gobierno electo que no haga la reforma por decreto.

«Cambiar la negociación colectiva por medio de un real decreto ley es no tener absolutamente ni idea de cómo es la negociación colectiva en este país», dijo Rosell.

Los sindicatos, por su parte, abogarán ante Rajoy por mantener la normativa actual sobre negociación colectiva.

Durante la campaña electoral, el futuro presidente del Gobierno defendió un cambio en esa normativa para que los convenios de empresa prevalezcan sobre los sectoriales o provinciales, lo que supondría facilitar salarios más bajos, según los representantes de los trabajadores.

La Comisión Europea, por medio de su vicepresidente Antonio Tajani, avaló ayer la intención de Rajoy de llevar a cabo una nueva reforma laboral en España, la segunda en poco más de un año.

Rajoy recibió ayer a Tajani en la sede del PP, en la primera reunión que mantiene con un alto funcionario la Unión Europea (UE) desde su victoria electoral del 20 de noviembre, y a él le trasladó que la reforma laboral es una de sus «prioridades».

Si bien el comisario italiano reconoció en rueda de prensa que Rajoy no le explicó cómo será dicha reforma, sí aseguró que le gusta que pretenda escuchar a sindicatos y empresarios.

En la entrevista entre ambos se habló también del futuro económico de la eurozona, acosada por los mercados y donde aflora el debate sobre el papel que debe desempeñar el Banco Central Europeo (BCE).

Tajani y Rajoy comparten que este organismo ha de desempeñar un papel más relevante en el futuro.

El comisario italiano dejó clara su posición personal al respecto: aunque el BCE ha trabajado «bien» en favor de la estabilidad y de la inflación, debe reconvertirse en una suerte de Reserva Federal según el modelo estadounidense, dijo.

Rajoy ganó por mayoría absoluta las elecciones generales celebradas en España el pasado 20 de noviembre, en las que se hundió el gubernamental Partido Socialista de José Luis Rodríguez Zapatero, en un contexto de grave crisis económica, en Europa en general y en España en particular. Aunque no explicó aún sus planes en este sentido, lanzó mensajes a Europa a través de sus colaboradores, en el sentido de que reducirá el gasto público para cumplir los objetivos de reducción del déficit fiscal.

Agencias DPA, ANSA y EFE

Dejá tu comentario