26 de septiembre 2017 - 00:00

Régimen de incentivo a la fabricación de bienes de uso

Ha sido prorrogado sucesivamente a lo largo del tiempo, aunque en los últimos tiempos, por períodos más cortos y sufriendo algunas modificaciones respecto de sus beneficios.

Régimen de incentivo a la fabricación de bienes de uso
Este régimen fue establecido en el año 2001 con el fin de reindustrializar el país. A partir de ahí, con ciertos ajustes, se fue prorrogando el beneficio año a año y -en los últimos tiempos- por períodos más cortos que seis meses.

Los bienes alcanzados por el régimen siempre fueron los bienes que sean fabricados por productores locales, afectados a nuevas plantas o modernización de las existentes.

El beneficio consistía en un bono de crédito fiscal del 14% del importe resultante de detraer del precio de venta el valor de los insumos, partes o componentes de origen importado incorporados al bien que hubieran sido nacionalizados al 0% como derecho de importación.

Tenía como requisitos mantener la plantilla de personal con base en el período diciembre 2011 (fecha en que la industria dejó de crecer) y utilizar factura electrónica, entre los más importantes.

Este año, como sucede todos los años, fue prorrogada por seis meses la vigencia del régimen con las siguientes particularidades:

  • Se mantiene el 14% por las facturas de venta emitidas hasta el 30/06/2017, en la medida que las presentaciones se efectúen hasta el 30/09/2017.

  • Para el resto de las solicitudes de emisión de bonos fiscales el cálculo del beneficio a otorgarse resultará de la sumatoria de los siguientes componentes aplicables al valor de los bienes de capital alcanzados por el presente Régimen:

    I. Seis por ciento (6%) del importe resultante de detraer del precio de venta el valor de los insumos, partes o componentes de origen importado incorporados al bien, que hubieren sido nacionalizados con un derecho de importación del cero por ciento (0%).

    II. Ocho por ciento (8%) del importe resultante de detraer del precio de venta el valor de los insumos, partes o componentes referenciado en el apartado anterior y el valor de los insumos, partes o componentes que hubieren sido nacionalizados con un derecho de importación superior a cero por ciento (0%).

    Luego de esa fecha el bono pasara a ser del 8% si el derecho de importación es superior al 0%, lo que antes entraba al 14%, y/o del 6% si el derecho de importación al que se nacionalizo es del 0%.

    En estos casos se podrán pedir las solicitudes hasta el 31/3/2018 y por facturas emitidas hasta el 31/12/2017.

    Se mantiene el requisito de conservar la plantilla de personal y se los condiciona a no efectuar ni despidos ni suspensiones sin goce de haberes.

    Por su parte, no podrán usufructuar del presente régimen los fabricantes de bienes alcanzados por el régimen de desarrollo y fortalecimiento del autopartismo argentino -L. 27263-, por lo que la nómina de dichos bienes queda eliminada del presente régimen.

    La industria de bienes de capital es un sector estratégico para el desarrollo económico y, al ser proveedora de todas las cadenas productivas, su progreso técnico impacta positivamente en la competitividad de la economía del país.

    Este bono termina siendo una herramienta para la competitividad en sectores industriales, donde se compite -por ejemplo- con los productos que se importan de Brasil, donde hay un exceso de capacidad instalada y no se aplica el arancel por ser país Mercosur.


  • (*) Socia, Departamento de Asesoramiento Fiscal- SMS San Martín, Suarez y Asociados

    Dejá tu comentario