2 de marzo 2016 - 00:00

Rodríguez Larreta, con herencia buena, prometió explosión de obras

Diego Santilli, Horacio Rodríguez Larreta y Carmen Polledo, ayer en el recinto lleno de la Legislatura porteña, durante el primer acto de inicio del período legislativo de la gestión del exjefe de Gabinete de Mauricio Macri. Prometió más de doscientas obras, ocho carriles nuevos para colectivos y halagó, claro, la herencia recibida.
Diego Santilli, Horacio Rodríguez Larreta y Carmen Polledo, ayer en el recinto lleno de la Legislatura porteña, durante el primer acto de inicio del período legislativo de la gestión del exjefe de Gabinete de Mauricio Macri. Prometió más de doscientas obras, ocho carriles nuevos para colectivos y halagó, claro, la herencia recibida.
Horacio Rodríguez Larreta también tuvo ayer su protagónico al inaugurar el ciclo de actividad de la Legislatura porteña, en una ceremonia que se programó bien temprano para que todos los funcionarios pudieran luego participar del discurso de Mauricio Macri ante la Asamblea Legislativa. Al contrario de Macri y de María Eugenia Vidal, el jefe porteño agradeció la herencia recibida, claro, prometió centenares de obras y como heredero que es se mostró como continuador de la gestión que ayudó a la carrera política de su antecesor.

R. Larreta dijo en su discurso que la Ciudad de Buenos Aires está "preparada para dar el gran salto y desarrollar todo su potencial y esto es posible gracias a una forma distinta de gobernar que impulsamos en la Ciudad con el liderazgo de Mauricio Macri y que vamos a continuar", y remarcó en sintonía Cambiemos que "gobernar es estar cerca y escuchar a todos".

"Para nosotros gobernar es estar cerca, gobernar es escuchar, escuchar a todos, a los que piensan como nosotros pero sobre todo a los que piensan diferente porque es de ellos de quienes más aprendemos",
pronunció el mandatario porteño y dijo que "gobernar es decir la verdad, es comprometerse y cumplir, es no creernos infalibles, escuchar a los que saben de cada tema y tener la humildad de reconocer cuando nos equivocamos, corregirlo y avanzar".

Anuncio


Además, aseguró que su meta es "dejar todo en la cancha para que sean los mejores" y anunció que su gestión va a encarar "200 obras y proyectos en los cuales los vecinos van a poder participar y decidir, votando en cada una de ellos".

Si bien para la oposición no fue suficiente, también el jefe porteño se refirió a que "en materia de seguridad, dimos un gran paso con el traspaso de la Policía. Ahora tenemos que avanzar en la unificación de las fuerzas".


Para continuar el estilo de Macri, anunció que están proyectados "ocho nuevos Metrobuses en los próximos 4 años", a lo que se sumarán "mejoras en el subte" y sorprendió reflotando la promesa de llevar adelante la urbanización de villas, algo que no consiguió completar Macri en los ocho años al frente de la Ciudad de Buenos Aires.

"Nos van a traspasar terrenos así que podemos hacerlo", señaló Rodríguez Larreta, y explicó que "tenemos la experiencia en Piletones, donde de la mano de Margarita Barrientos logramos que los vecinos del barrio hoy vivan mejor".

La sesión la condujo el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y en el estrado también estuvo la vicepresidenta primera de la Legislatura, el cargo clave de esa casa, Carmen Polledo.

Entre los invitados estuvo el titular del Banco Ciudad (aunque su cargo aún es provisorio), Javier Ortiz Batalla, y R. Larreta dedicó un tramo a resaltar los créditos para vivienda (aunque pocos) que otorgó el Banco Ciudad y prometió relanzar esa línea de préstamos hipotecarios.

El Ciudad es un tema a resolver, ya que debe renovarse todo el directorio pero la entidad sufrió vacantes en sus principales puestos al retirarse hacia el Gobierno nacional, entre otros, su extitular Rogelio Frigerio.

Una curiosidad fue la posición del dúo de legisladores que animan el bloque de la Coalición Cívica, Maxi Ferraro y Paula Oliveto, quienes salieron con críticas, aunque suaves, sobre el discurso del jefe de Gobierno porteño. Raro porque su jefa política, Elisa Carrió, mantiene la sintonía con el macrismo siendo parte de Cambiemos.

Pero la Ciudad parece ser un territorio aparte para la Coalición Cívica, que se esfuerza por mantener la misma posición que tuvo en las elecciones locales, cuando compitió contra Rodríguez Larreta animando la postulación de Martín Lousteau, actual embajador en los Estados Unidos a propuesta de Macri.

Sin embargo, el combo electoral que armó el exministro, ECO, también sufrió la merma de los legisladores de Carrió en el interbloque porteño.

Traspaso

Entre los aliados del PRO, Graciela Ocaña celebró la intervención del jefe de Gobierno sosteniendo que "como bien dijo Rodríguez Larreta, la Ciudad tiene una enorme potencialidad de trabajar en conjunto con la Nación y la provincia, ahora es una oportunidad de hacerlo, aunque es un trabajo muy difícil".

Juan Pablo Arenaza
estimó que "la Ciudad tiene varios desafíos por delante y uno de los más importantes es el traspaso de la Policía Federal, por lo que vamos a trabajar en esta Legislatura para que eso sea un éxito y así poder resolver un problema que sufre mucha gente".

Francisco Quintana
, presidente del bloque PRO, anticipó que el objetivo principal de la bancada será "acompañar al Ejecutivo para retomar el tratamiento de proyectos que fueron aprobados en primera lectura, como el uso del Autódromo y la concesión de terrenos para la Villa Olímpica, entre otros que serán ingresados para seguir cumpliendo con las demandas de los porteños, como se viene haciendo desde hace años en la Ciudad".

Dejá tu comentario