Se mantiene firme el boom de los créditos personales en abril

Edición Impresa

Pese a la restricción monetaria del BCRA y el bajo nivel de actividad, las familias recurren a estas líneas para financiar consumos postergados y gastos extraordinarios, convalidando las mayores tasas del mercado.

Los indicadores de expectativas y confianza de los consumidores no reflejan mejoras en los últimos meses. El nivel de actividad doméstica tampoco luce alentador, pese a que desde el Gobierno sostienen que hay más brotes verdes. Pero lo cierto es que las familias continúan recurriendo al financiamiento de los créditos personales. Si bien a lo largo del primer trimestre se observó cierta desaceleración en la tasa de crecimiento de estas financiaciones, en la primera quincena de abril los datos del BCRA muestran un fuerte incremento mensual e interanual. La proyección para este mes indica que el stock promedio mensual de los préstamos personales en pesos crece un 2% mensual y 47,6% interanual. Esto significa casi $11.400 millones por lo que el stock total asciende ya a casi $255.000 millones, lo que representa aproximadamente un 27% del total de créditos en pesos del sector privado.

La performance de estos préstamos sin duda explica, en gran parte, el comportamiento del total del crédito privado, ya que sólo una línea comercial, como Documentos, acusa un crecimiento de $5.300 millones (+12,5% interanual) seguido por Prendarios e Hipotecarios con $2.300 millones (+50,4%) y $2.100 millones (+22,2%) respectivamente. Vale señalar que semejante crecimiento interanual en Prendarios está relacionado con la mejora en las ventas de autos bajo una intensa campaña comercial de promociones.

A la hora de evaluar los costos del financiamiento, son precisamente, los Personales los que mayor tasa de interés nominal (y real) pagan, ubicándose por encima del 40% anual. A la par le siguen las financiaciones con Tarjetas de crédito que, si bien, superan estas tasas activas en el último mes se redujo significativamente la brecha entre ambas de más de 400 puntos porcentuales a 200 puntos.

Los préstamos personales han venido a suplir, quizás, la dilatada recuperación del salario real, debido a que aún no se han cerrado la mayoría de las paritarias (menos del 20% de los asalariados), la merma de ingresos familiares ya sea por pérdida de empleo o reducción de jornada laboral. De ahí que han sido la opción más elegida por las familias a la hora de financiar gastos extraordinarios, o algunos postergados. Incluso varios gastos estacionales como en todo comienzo de año (educación, salud, etc.). Los bancos han redireccionado sus esfuerzos comerciales hacia esta demanda y es así como la oferta no sólo se amplió en términos de nuevos productos sino en el menú de plazos, que llegan en algunos casos a más de 7 años.

Dejá tu comentario