Secreto guardado hasta última hora

Edición Impresa

Hernán Lorenzino presentará hoy el proyecto de Presupuesto nacional 2013 ante la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados. Desde las 11, en el Salón Delia Parodi, el ministro revelará el contenido del proyecto que ayer seguía siendo una incógnita hasta para los propios diputados kirchneristas.

El proyecto ingresó formalmente en las últimas horas del viernes pasado, para cumplir así con la Ley de Administración Financiera, que obliga «al Poder Ejecutivo a presentar el proyecto a la Cámara de Diputados antes del 15 de septiembre del año anterior al que regirá».

Por primera vez, el proyecto quedó resguardado en secretaría sin que se lo distribuyera a oficialistas y opositores. La realidad es que se sabe que existieron modificaciones al texto y las planillas, y lo que ingresó ese día fue poco más que una carátula para cumplir con la ley. Así, recién hoy los diputados se enterarán de los pormenores de la iniciativa, que habría sufrido cambios de último momento.

Lorenzino llegará hoy al Congreso acompañado de secretarios y subsecretarios de su ministerio y a la reunión de comisión se sumarán todos los presidentes de bloque y el jefe de Diputados, Julián Domínguez. El cronograma de debate continuará el próximo miércoles 26, con la visita de funcionarios de distintas áreas del Ministerio de Economía, entre ellos el secretario de Política Económica, Axel Kicillof.

El kirchnerismo quiere que el Presupuesto 2013 baje al recinto en la primera quincena de octubre, para permitir que el Senado también tenga al menos un mes para analizarlo.

De todas formas, en el debate presupuestario ya no existen secretos: es casi imposible que durante el tratamiento haya modificaciones de fondo, salvo las que pida la Casa Rosada y que la votación se extienda más allá del 30 de noviembre, cuando termina el período ordinario de sesiones. El año pasado la discusión pasó a extraordinarias, pero en ese momento el kirchnerismo prefirió esperar al recambio de las cámaras del 10 de diciembre, que le devolvió una mayoría cómoda.

Esa inferioridad en Diputados y por momentos en el Senado obligó al Gobierno a reconducir por decreto en 2011 la Ley de Presupuesto 2010 ante los pedidos de modificación que presentó la oposición para aceptar sentarse a votar la ley.

Dejá tu comentario