Segunda vuelta, con nuevos candidatos

Edición Impresa

  Tucumán - Las réplicas de las irregularidades ocurridas en las elecciones generales del 23 de agosto último continuaron ayer en el distrito, tras la decisión de la Junta Electoral Provincial (JEP) de bajar las postulaciones de dirigentes que participaron en los destrozos y quema de urnas durante los comicios, de cara a la votación complementaria del 8 de noviembre.

Los partidos tendrán ahora cinco días para conseguir a sus reemplazantes, en medio de la incertidumbre que genera una probable judicialización del tema.

Fueron 46 las mesas incineradas en total, en las localidades de Los Ralos, San Ignacio y Sargento Moya, y están involucrados en esos hechos seis candidatos de diferentes partidos. En tanto, en la comuna de San Pablo y Villa Nougués, donde se volverá a votar en 29 mesas quemadas, no hubo ningún detenido, por lo que las postulaciones seguirán en pie.

Con la firma del titular de la JEP Antonio Gandur (también presidente de la Suprema Corte de Justicia de Tucumán), el organismo dejó sin efecto "las candidaturas a comisionado comunal para las de la Comuna Rural de Los Ralos, a los señores José Kobak (Frente de Izquierda y de los Trabajadores), Hernán Marinucci (Partido de los Trabajadores) y Walter Paz (Crecer para la Victoria)".

En San Ignacio, la junta desactivó las postulaciones de José Amenta y Pedro Moreno (Frente para la Victoria), mientras que en Sargento Moya no podrá participar, al menos por ahora (se espera una judicialización de la medida), Hugo Alarcón (Acuerdo para el Bicentenario).

La JEP además comunicó "a los respectivos partidos políticos" para que "procedan a reemplazar, dentro del plazo de cinco días, a los candidatos mencionados oportunamente a los efectos de participar en las elecciones complementarias a celebrarse" el 8-N, y que la designación de postulantes "se realizará a través de la decisión de las autoridades constituidas en cada partido".

Dejá tu comentario