Senado: recinto caliente para recibir a Capitanich

Edición Impresa

• LLEGARÁ PARA DAR SU INFORME EL MISMO DÍA QUE EL PAÍS PUEDE ENTRAR EN DEFAULT

El Senado tiene previsto recibir el miércoles a Jorge Capitanich, en una sesión que marcará la cuenta regresiva frente a un eventual default técnico a partir del conflicto con los holdouts, denominados fondos buitre, entre tribunales de Nueva York. El informe de gestión del jefe de gabinete también tendrá impacto en la política doméstica a partir de la eventual reaparición de Amado Boudou presidiendo el Senado luego de su procesamiento judicial en el marco de la causa Ciccone.

Capitanich brindará su informe mensual de gestión ante el Senado, en cumplimiento del artículo 101 de la Constitución que obliga al jefe de Gabinete a informar al Congreso sobre la marcha de la gestión una vez por mes, alternadamente entre cada Cámara.

Sin embargo, no será un sesión de informes como cualquier otra, dado que estará atravesada, en primer lugar, por los planteos de la oposición a Boudou a raíz de su procesamiento en la causa Ciccone y, en segundo lugar, por el riesgo del default técnico en el que el país podría caer al día siguiente de la sesión.

El bloque de la UCR mantiene su idea de cuestionar a Boudou apenas baje al recinto y reclamarle una respuesta al pedido de licencia que le efectuó días atrás, por nota, tras ser procesado en la causa que lleva adelante el juez Ariel Lijo. En la última sesión, esta escena se evitó porque Boudou no bajó al recinto, a fin de que la polémica no complicara el tratamiento de un proyecto solicitado con urgencia por el Gobierno, pero esta vez no habría razones de Estado para que el vicepresidente no conduzca el debate.

Además, fuentes del Senado afirmaron que, si de edepende, Boudou bajará al recinto a presidir la sesión y que lo único que podría hacerlo desistir sería una orden de la Casa Rosada. A esto se agrega que la UCR, además de hacerle un planteo a Boudou, también le hará preguntas a Capitanich sobre el caso Ciccone, lo que sumará más tensión a la situación general.

Por otra parte, muchas de las preguntas de la oposición al jefe de Gabinete estarán referidas a la negociación con los llamados "fondos buitre" y al futuro del país en caso de que ingrese en un default técnico. Y es que el próximo miércoles 30 de julio, el mismo día en que Capitanich brindará su informe ante el Congreso, vence el plazo para que los acreedores perciban su cuota por el bono Discount y si los 539 millones de dólares que el Gobierno depositó en el Bank of New York siguen trabados, el 31 se ingresaría en un default técnico.

Por todo esto, en el Senado hay quienes no descartan que la visita de Capitanich se suspenda a último momento pero hasta ahora, la sesión del miércoles sigue en agenda con este panorama. Sin embargo, el jefe de Gabinete también tiene agendado su informe ante la Cámara de Diputados para el próximo 6 de agosto. Ayer, el titular de ese cuerpo. Julián Domínguez, aseguró en un plenario del PJ de Chacabuco que "frente a los fondos buitre, la Presidenta defiende solamente el interés del pueblo argentino" y añadió que "Argentina ha cumplido puntualmente con los compromisos asumidos en condiciones justas, equitativas y legales. Cada vez que la Presidenta tuvo que tomar una decisión de estado, ningún argentino se vio afectado porque priorizó el interés de las mayorías. Por eso, es necesario confiar en la razón de la legalidad de las leyes del Congreso, y en la convicción con que se ha iluminado cada una de las decisiones trascendentes donde estuvo comprometido el interés del pueblo argentino y de la Nación", resaltó Domínguez. Y de paso, le pegó al titular de la Sociedad Rural Argentina, Luis Etchevehere: "El pensamiento del presidente de la Sociedad Rural sólo le permite mirarse el ombligo y no puede poner luces altas para ver un futuro mejor para la Argentina".

Dejá tu comentario