Senado se despide desde hoy votando 12 leyes sin cambio

Edición Impresa

No habrá sorpresas hoy en el Senado. Todos los bloques (oficialismo y oposición) esperan una tediosa y larga sesión que se prolongará hasta mañana para aprobar las 12 leyes de fin de año que el Gobierno tiene en espera. No hay imprevistos posibles: no existe, por ahora, la más mínima posibilidad de que se introduzca algún cambio en esos textos, algo que invalidaría que se conviertan en ley. De ahí el aburrimiento que esperan los senadores ante lo inmodificable. Eso no implica que no vayan a existir largos debates aunque en un ambiente más controlado. De hecho ayer se reconocía que hasta el fallecimiento de Iván Heyn en Montevideo iba a bajarle el tono a la sesión, aunque muchos de los senadores no lo conocieran personalmente.

La reunión de la Comisión de Labor Parlamentaria de ayer, donde se organizó la última sesión del año del Congreso confirmó que el debate arrancará con la polémica por la ley que modifica el Estatuto del Peón Rural. Lo hace el kirchnerismo para despachar rápido esa ley frente a la marcha que organiza la UATRE con apoyo sindical en contra de esa norma. (ver nota aparte).

Tras esa votación vendrá el Presupuesto nacional 2012, la prórroga por dos años de la Ley de Emergencia Pública, la prórroga del impuesto al cheque y el adicional de emergencia sobre los cigarrillos, la facultad de Cristina de Kirchner para manejar el mínimo no imponible para la cuarta categoría en el Impuesto a las Ganancias y después la modificación a la Ley Penal Tributaria.

El jueves ingresará el resto de ese paquete incluyendo la ley que regula la fabricación y distribución del papel para diarios.

El armado de la sesión que comenzará hoy fue acordado en Labor Parlamentaria entre todos los bloques. Allí Miguel Pichetto, el radical Luis Naidenoff, el socialismo y el Peronismo Federal se pusieron de acuerdo en sesionar dos días seguidos y después comenzar las vacaciones.

Además, la oposición se comprometió a habilitar el tratamiento sobre tablas de los proyectos que no tienen los siete días necesarios que exige el reglamento desde que reciben dictamen hasta que llegan al recinto.

La cantidad de expedientes que se incluyeron en el plan de labor es superior a la que llegó desde Diputados por la inclusión de temas que sólo le corresponden al Senado. Así, se debatirán acuerdos para embajadores y los ascensos militares, además de todo el paquete.

El mismo día el Senado aprobará el proyecto que convalida las resoluciones de la AFIP que dispusieron subas en el mínimo no imponible en el Impuesto a las Ganancias que se retiene sobre los salarios. Estará junto con el resto del paquete económico que el kirchnerismo presentará de una sola vez, pero se votarán por separado.

Detrás vienen los dos proyectos más complicados del día: la penalización de delitos económicos y financieros con el objeto de cometer fraude en el mercado y el que agravan la punibilidad de ilícitos cometidos con finalidad terrorista para castigar, entre otras figuras, el financiamiento al terrorismo. (Ver nota aparte).

Allí se incluirá también un proyecto que reforma el Régimen Penal Tributario y que apunta a endurecer las penas contra los evasores, actualizando los montos a partir de los cuales se considera como delito a la evasión agravada, que pasa de $ 1 millón a $ 4 millones.

Mañana la sesión está convocada para las 14. Todos los bloques quieren llegar tras un cuarto intermedio del día anterior para poder comenzar sin lograr el quórum. Pero para poner a votación cualquier proyecto deberán reunir 37 senadores.

Como primer tema del segundo día de debates se colocó el que declara de interés público la producción de pasta de celulosa y papel de diario, así como su distribución y comercialización.

Esa sesión finalizará con el debate de la iniciativa que limita la tenencia y adquisición de tierras por parte de extranjeros.

Dejá tu comentario