“Si ganábamos el Mundial, me retiraba”

Edición Impresa

Estaba feliz y lo demostraba con una amplia sonrisa. Martín Palermo realizó su primer entrenamiento en Boca después del Mundial y de la renovación por un año que le permite retirarse con la camiseta que batió todos los récords.

Palermo, que con su presencia opacó al equipo que está de gira por Oceanía y que esta madrugada (a partir de las 4.30 del viernes) estará jugando con el Wellington Phoenix su último partido antes de retornar al país.

Martín explicó con mucha sinceridad: «Si ganábamos el Mundial me retiraba. Iba a ser el mayor logro de mi carrera y con un objetivo de haberlo cumplido. Se me pasó por la cabeza, pero sólo quedó en un supuesto».

«Dios y Maradona me dieron la posibilidad de vivir algo único en el tramo final de mi carrera, y pensé que contra Perú había vivido algo que pensé no podría superar, pero el gol en un Mundial lo superó y le estaré siempre agradecido por ese momento a Diego», dijo.

Sobre su futuro explicó: «Como están planteadas las cosas es mi último año y me quiero retirar jugando la Libertadores. Por eso en este semestre vamos a trabajar para conseguir eso a partir del 8 de agosto. Estoy con la ilusión de estar en la Copa Libertadores del año que viene, si la ganamos habrá que volver a renovar por seis meses para poder disputar el Mundial de Clubes».

Palermo le agradeció a la Comisión Directiva y especialmente al presidente Jorge Amor Ameal por esta extensión de contrato: «En el contrato anterior cedí cosas yo, pero esta vez fueron ellos los que cedieron».

También habló del contrato de Riquelme que todavía no se firmó: «Es una situación muy personal y será Román quien deba resolverla. Sabemos lo que significa tener a Román en el equipo, pero no decido yo y hay ciertas situaciones en las que son muy personales y es él quien debe resolverlas».

Por otro lado el equipo dirigido por Claudio Borghi entrenó en Wellington y se perfila el mismo equipo que derrotó al Melbourne Victory, es decir Lucchetti; Muñoz, Cellay e Insaurralde; Marín, Erbes, Méndez y Monzón; Cañete; Mouche y Viatri.

En Boca siguen analizando la oferta de Palermo por Ezequiel Muñoz de 6 millones de euros y, si lo venden, irán por Paolo Goltz, por el que Huracán quiere 2 millones y medio de dólares.

Dejá tu comentario