Sólo falta el gancho

Edición Impresa

Ya está. Después de muchas idas y vueltas Juan Román Riquelme arregló su contrato por 4 años y terminará su carrera en Boca.

El mismo Riquelme fue el que lo anunció: «Mis representantes (Daniel Bolotnicoff y Juan Marcos Franchi) tuvieron una reunión con el presidente de Boca el domingo. Yo había dicho que habían mandado un mail donde algunas cosas no me habían quedado claras. El lunes se volvieron a reunir y el tema del tiempo del contrato está solucionado, lo mismo que el económico, que nunca fue problema. Ahora lo único que queda es hacer los papeles. Esperemos que tanto el club como nosotros quedemos conformes, tranquilos y ya sería jugador de Boca».

Las declaraciones las hizo en el programa Estudio Fútbol, de TyC Sports, donde se mostró contento por esta resolución que llevó más de dos meses de gestiones.

«Todos esperábamos que las cosas se solucionen cuanto antes. El presidente deseaba eso y nosotros también. El presidente (nunca nombró a la Comisión Directiva) está haciendo su trabajo, un esfuerzo grande y nosotros también. Queremos terminar todos de la mejor manera».

Riquelme, que siempre fue pesimista durante las negociaciones, aunque dejó en claro que su deseo era jugar en Boca, explicó: «Yo me siento muy cerca del club que amo. Espero que los hinchas estén felices. Es muy fuerte lo que la gente me demuestra y yo tengo que ayudar para que las cosas se arreglen».

Sobre su lesión también habló: «La recuperación va bien. Hace un ratito terminé de entrenar. Bien, feliz. Corriendo un poco más cada día. Gracias a Dios las cosas van muy bien. El kinesiólogo está muy contento y eso me da tranquilidad, la rodilla va respondiendo bien, le estamos agregando cada vez más trabajo y sufre poco». Y se entusiasmó con el equipo: «Si Boca arranca bien los primeros partidos no hay dudas que va a pelear hasta el final» y evitó hablar de la Selección: «Me parece que no es momento de opinar. La Selección está en un momento raro que esperemos se solucione pronto».

Riquelme ya sigue en Boca. Claudio Borghi, que el martes dijo que lo «esperaba hasta el cansancio», no tendrá que esperarlo mucho y ya podrá tenerlo muy pronto entrenando con el plantel.

En tanto, el técnico en la práctica de ayer tuvo conversaciones individuales con 8 jugadores que considera fundamentales. El técnico habló con Palermo, Viatri, Lucchetti, Cellay, Caruzzo, Insaurralde, Medel y Battaglia.

No entrenó Gonzalo Fierro, que espera los resultados de los análisis con el oftalmólogo y Clemente Rodríguez está cada vez más cerca de firmar. Sí entrenaron, pero en forma diferenciada, Cristian Chávez y Damián Escudero, que se recuperan de sus desgarros. Hoy vuelven a las prácticas a partir de las 10 de la mañana.

Dejá tu comentario