Stallone revolucionó el Festival de Roma

Edición Impresa

Roma-Sylvester Stallone revolucionó ayer el Festival de Roma en la presentación de su personaje en la película de acción de Walter Hill «Bullet to the Head» (Bala en la cabeza), donde interpreta a un sicario con un gran sentido de la ironía que encandiló al público.

El film del director estadounidense se convierte así en uno de los trabajos más aplaudidos de esta VII edición del festival italiano, donde «Bullet to the Head» -exhibida fuera de concurso- recibió una calurosa acogida, de la que no gozaron algunas de las esperadas películas que optan al premio «Marco Aurelio de Oro».

Homenaje ochentista

«Es como una película hecha a mano», dijo Stallone en la conferencia de prensa posterior al estreno mundial del film, en la que repasó la evolución de sus míticos personajes del cine de acción, «Rocky» y «Rambo», hasta llegar al irónico sicario «Jimmy Bobo» de «Bullet...». Para el director de la película, Walter Hill, se trata de «una especie de homenaje a cierto tipo de cine de acción de los ochenta», pero al mismo tiempo de «una película actual» con elementos de heroísmo tratados desde una «perspectiva irónica» que, en su opinión, se aprecia especialmente en las escenas de acción.

Hill, de 70 años, recibió a la tarde el premio «Maverick» a toda su carrera de manos del guionista italiano del film, Alessandro Camon, que se inspiró en el cómic «Du plomb dans la tete» para escribir el guion de un film repleto de escenas de lucha en la línea de las películas más conocidas de Stallone.

«Si no haces las escenas de lucha un poco divertidas, no funcionan», dijo Hill, y comentó que una de las señas de identidad de esta obra es que rehúye los efectos especiales a los que ha recurrido frecuentemente la industria de Hollywood en los últimos años para cargar el peso de la acción en la personalidad de los intérpretes y el propio carácter de la historia.

Con ello «no buscaba decir nada a Hollywood», remarcó el cineasta de 70 años. «Simplemente, he pensado que era una buena historia» y un «trabajo creíble», y aseguró que cree que el western y el cómic aportan muchas de las claves cinematográficas de la obra. Para ilustrar su teoría, destacó que una película de acción «debe ser suficientemente real» como para que «la acción y el peligro» resulten creíbles, algo que, en su opinión, se encuentra «fácilmente en los westerns».

Por su parte, la intervención de Stallone ante los periodistas estuvo cargada de guiños a Italia -con una alusión a los famosos estudios de Cinecittá y a Ferrari- y de alguna que otra declaración sorprendente, como sus apreciaciones sobre Woody Allen y sobre su personaje de Rambo. «Encontrar a Woody Allen es una experiencia que te cambia la vida», declaró el actor de 66 años, aunque dijo que cuando conoció al célebre cineasta neoyorquino lo encontró «muy tímido».

Respecto de «Rambo», el actor no descartó que vuelva a las pantallas en algún proyecto futuro, ya que, a diferencia de Rocky, considera que la propia personalidad de Rambo es la de un guerrero que debe morir de forma gloriosa. «Rambo podría volver. O volver transformado en una chica, Rambolina; la sociedad es mucho más to-

lerante ahora»
, ironizó el intérprete, que dio por primera vez vida a este personaje en 1982.

«Bullet to the Head» retoma, según Camon, la tradición de las conocidas como «buddy movies» -películas con dos hombres como centro de la trama- al narrar la relación particular del sicario Jimmy Bobo (Stallone) con un detective de la policía (Sung Kang, conocido por sus papeles en la saga «Rápido y furioso»

Agencia EFE

Dejá tu comentario