Subtes: cinco días sin servicio por protesta de gremios

Edición Impresa

La amenaza de los dos sindicatos que se reparten la representación de empleados de los subterráneos porteños de dejar desde el viernes a la noche hasta el miércoles incluido sin servicio agravó la pelea que mantienen el Gobierno nacional, el porteño y la concesionaria Metrovías, que aduce no contar con fondos suficientes para el pago de salarios si no la asisten con más subsidios.

En medio de esa tensión se cruzarán hoy Cristina de Kirchner y Mauricio Macri en la celebración de la Bolsa de Comercio, pero nada indica que pudieran cruzar palabra. El jefe de Gobierno resiste la presión para que se haga cargo de controlar el servicio (después que se arrepintiera de consentir esa oferta en el verano), y ayer insistió con que «la responsabilidad es del Gobierno nacional».

La empresa también insiste con que Macri debe tomar el control de la concesión, con lo que podría destrabar fondos que deposita el Gobierno nacional a partir del acta acuerdo de la cual desistió el jefe de Gobierno una vez que ya había aumentado el precio del pasaje para compensar la cuota que le correspondía. El Gobierno nacional busca no interceder mediante el Ministerio de Trabajo, donde se retoman las negociaciones paritarias con los gremios que quedaron en suspenso en mayo, cuando la concesionaria hizo una oferta salarial temporaria. Hace quince días, inclusive, Metrovías retiró formaciones afectando la frecuencia de los trenes.

Ayer, el sector conocido como metrodelegados anunció que llevará adelante un paro, pero será desde mañana a la noche hasta el domingo por la noche. En cambio la UTA -representante de otra porción de trabajadores-, alistada en el antimoyanismo, persistiría en la medida que anunció de parar el servicio desde el lunes hasta el miércoles, afectando así a la mayor cantidad de usuarios de los subterráneos.

Los activistas piden que se destraben las paritarias y un aumento del 28% además de una suba en el pago por antigüedad.

El representante de los metrodelegados, Néstor Segovia, explicó que «si durante el fin de semana no hay ninguna propuesta, informaremos qué medida tomaremos el día domingo».

El sindicalista dijo que «la empresa Metrovías nos dice que no tiene plata, y con el Ministerio de Trabajo nacional hasta ahora hemos llegado a un acuerdo precario que vence mañana, que es cuando nos vamos a presentar en el ministerio nuevamente».

También ayer el secretario de Transporte de la Nación, Alejandro Ramos, advirtió que descontarán a Metrovías el proporcional del subsidio por los días sin servicio, y apuntó a que «más allá de tratar de conciliar posturas, los trabajadores lo que piden es la responsabilidad del jefe de la Ciudad».

Desde el Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y el ministro Diego Santilli rechazaron tener la responsabilidad del transporte, mientras que la vicejefa difundió la carta que envió a los gremialistas en la misma sintonía y considerando que el paro es «arbitrario».

«Hay una decisión de la Presidente para que la Ciudad de Buenos Aires no tenga autonomía económica»,
consideró Vidal.

La funcionaria explicó que «por instrucción del jefe de Gobierno le envié una carta documento a Néstor Segovia, responsable de los metrodelegados, instándolo a que no lleve adelante medidas de paro esta semana».

Dejá tu comentario