Suerte del premier de Japón pende de un hilo

Edición Impresa

Tokio - Los principales partidos de la oposición en Japón presentaron ayer en la Cámara baja una moción de censura contra el Gobierno de Naoto Kan por su gestión de la crisis en la planta nuclear de Fukushima.

La moción, que está previsto sea votada hoy, fue promovida por el Partido Liberal Demócrata (PLD), que gobernó de forma prácticamente ininterrumpida durante 54 años hasta 2009 y que criticó la «falta de credibilidad de Kan ante el pueblo japonés».

También podría recibir el apoyo de algunos legisladores del gobernante Partido Democrático (PD) críticos con Kan, por lo que no se descarta que la moción prospere, lo que obligaría al primer ministro a dimitir junto con su Gabinete o incluso a disolver la Dieta (Parlamento).

La moción que podría costar el puesto a Naoto Kan se produce mientras el Gobierno trata de controlar la situación en la maltrecha planta nuclear de Fukushima, seriamente dañada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo.

Pese a las críticas por su gestión, el primer ministro ignoró hasta el momento las voces que pedían su dimisión, aunque se vería obligado a dejar su puesto si en la votación de mañana la oposición logra el apoyo de la mayoría de los 480 escaños de la Cámara baja.

Por otra parte, la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) dijo ayer que si bien el país tuvo una respuesta «ejemplar» ante la crisis en Fukushima, inicialmente había subestimado el riesgo de un eventual tsunami para sus plantas atómicas.

Un total de 18 expertos de la AIEA visitaron en los últimos días la central dañada para elaborar un informe que será presentado en una reunión del organismo en Viena del 20 al 24 de junio.

Agencias EFE y Reuters

Dejá tu comentario