Suman nueve los detenidos y secuestran un avión, un helicóptero y dos barcos

Edición Impresa

El sindicalista Juan Pablo "Pata" Medina se negó ayer a declarar en la causa en la que quedó detenido junto a otras ocho personas de su familia y su círculo más íntimo por los presuntos delitos de extorsión, asociación ilícita y lavado de dinero.

Al mismo tiempo, el juez fe-

deral Luis Armella, ordenó embargar dos cuentas del sospechoso con unos $5 millones, las de su esposa, Fabiola García, con casi $3 millones, y una caja de seguridad con más

de 300 mil dólares. También fueron secuestrados un avión, un helicóptero, dos barcos, dinero en efectivo y una flota de automóviles en la misma investigación.

Hasta ayer eran nueve los detendos: además del exsecretario general de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) de La Plata y su esposa, pasaron la noche en prisión Agustín Medina, hijo del gremialista, que también se negó a declarar; Pablo Nicolás Neves, número dos de la seccional; Marianela Luján Pagnoni (hija de Fabiola García); Lara Micaela Muños (pareja de Agustín Medina); Miguel Ángel Federico (contador del caudillo sindical); Casimiro Gómez (sindicado como presunto recaudador de la organización) y Rubén Darío Roldán.

Medina, que había pasado su primera noche detenido en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza, fue trasladado con casco y chaleco antibalas, en medio de un amplio operativo de seguridad, a los tribunales federales de Quilmes, donde se negó a prestar declaración indagatoria ante Armella. De ahí pasaron por el penal de Magdalena para una revisión médica antes de ser regresados a Ezeiza.

Las detenciones se concretaron el martes a instancias de un pedido en ese sentido de la fiscal Silvia Cavallo y al cabo de una jornada de tensión que incluyó discursos de Medina ante sus seguidores desde el balcón de la sede gremial en La Plata y amenazas de "prender fuego la provincia" si se llevaba a cabo su encarcelamiento. Las investigaciones se basaron en denuncias anónimas que daban cuenta de un aparente crecimiento patrimonial sin respaldo de Juan Homs y Liliana Frontán -ambos prófugos- relacionado con posibles actividades financieras y maniobras extorsivas adjudicadas a Medina y su entorno contra empresas constructoras. En la misma causa se investiga el uso de los prófugos de la empresa Abril Catering, sindicada como de propiedad de Medina.

La causa por supuesta extorsión incluye a los directivos de la empresa Coninsa y los responsables, secretarios y personal jerárquico de las seccionales Quilmes y La Plata de la UOCRA. Esa imputación surgió de un ataque a tiros contra operarios de la construcción en un obrador de la estación Parque Pereyra del ferrocarril Roca. Allí Medina disputaba con sus pares de la seccional Quilmes la ejecución de esos trabajos.

En paralelo, una serie de operativos llevados a cabo ayer el juez Armella secuestró gran cantidad de vehículos. En un total de 22 allanamientos quedaron incautados un avión Beechcraft Barón 58 hallado en Mendoza por la Policía de Seguridad Aeroportuaria; un helicóptero en Don Torcuato; una embarcación semirrígida denominada "Bastian II", y autos de alta gama, además de un camión, utilitarios, motocicletas, cuatriciclos y motos de agua. También quedó secuestrada documentación, computadoras y teléfonos celulares de los detenidos.

Dejá tu comentario