21 de junio 2013 - 16:15

Supercard: comienza hoy inscripción en los súper

Sólo a 100 mil clientes de grandes cadenas se les dará el formulario

Guillermo Moreno
Guillermo Moreno
La Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), que agrupa a las cadenas regionales, comenzaron a distribuir entre sus asociados los formularios de adhesión para la tarjeta Supercard, que será lanzada en julio.

Este nuevo plástico surgió (luego de varios intentos fallidos) de un acuerdo entre el Gobierno y las cámaras supermercadistas con el fin de intentar bajar los costos financieros para el sector comercial. Los formularios de adhesión a la tarjeta, que en un principio serán 100 mil de prueba (lanzada formalmente el mes próximo), llegarán a hipermercados, supermercados, autoservicios, cadenas regionales, cooperativas de consumo, cámaras y asociaciones supermercadistas, y agrupaciones de compras, de todo el país, integrantes de la red comercial que identifican como SuperArgentinos.

"La Supercard es muy positiva para nuestros socios porque les permite trabajar con costos de operación más bajos que los de otras alternativas del mercado", destacaron la CAS y la FASA en un comunicado. En ese marco, añadieron: "Por otro lado, los consumidores también se verán beneficiados porque si financian sus compras abonarán las tasas de interés más bajas del mercado (22% anual) y además podrán acceder a promociones, descuentos y atractivas propuestas pensadas exclusivamente para los usuarios de la Supercard".

El anuncio original incluyó un límite de compra de $ 3.000 y una tasa máxima de financiación anual del 22%. En una primera etapa de prueba, se inscribirán a 100 mil personas que ya sean clientes fidelizados de los supermercados (a través de alguna tarjeta de puntos, por ejemplo), para que obtengan la Supercard. Estos formularios serán enviados al Banco Hipotecario, que será el encargado de evaluar el otorgamiento de la tarjeta.

La intención de lanzar la Supercard, ideada por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, comenzó en febrero, de la mano del lanzamiento del congelamiento de precios durante marzo y abril. En un principio se habló del Banco Nación como responsable de administrarlas, pero la entidad que encabeza Juan Carlos Fábrega quedó en el camino; se apuntó entonces al Hipotecario. A fines de marzo, mientras que los funcionarios más influyentes en materia económica coincidían en que la tarjeta debía convivir con el resto de los plásticos existentes, la subsecretaria de Defensa del Consumidor insistía con que debía ser "exclusiva y excluyente". Pero una semana después, luego de un encuentro con las cámaras de supermercados, se habló oficialmente de la desde entonces llamada Supercard, con los límites y las comisiones que se conocen.

En mayo volvieron a hacerse retoques a la idea original de la tarjeta. El 17 de mayo, el vocero de la Federación Argentina de Supermercados, Fernando Aguirre, aseguró que ya estaban "por imprimirse las primeras 100 mil, que sirven para ir viendo el funcionamiento del sistema que va a salir en los primeros días de junio". Tres días después, se conoció el diseño de la tarjeta. Sería con un fondo negro y detalles de múltiples colores más el logo del Banco Hipotecario.

CAS y FASA representan a más de 10.000 locales comerciales de todo el país que, en conjunto, emplean a más de 130.000 personas en forma directa. Originalmente, el acuerdo para la conformación de la Supercard fue suscripto entre el Gobierno y la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) y luego contó con la adhesión de las demás cámaras supermercadistas, que incluyen a los autoservicios chinos. La tarjeta también será usada en casas de electrodomésticos, en estaciones de servicios, en las cadenas Farmacity y en McDonald`s, según se informó.

Dejá tu comentario