Supermartes buitre: se definen pago sin el Citi y el desacato

Edición Impresa

• EN BS. AS., GOBIERNO GARANTIZARÁ PAGO DE LOS U$S 3,7 M QUE DEBÍA HACER EL BANCO.
• EN NUEVA YORK, AUDIENCIA EN LA CÁMARA.

Supermartes contra buitres. Así se definía ayer en Buenos Aires la jornada que hoy se vivirá en el "juicio del siglo" entre la Argentina y los fondos buitre. Por un lado, hoy será la jornada clave para saber qué sucederá con el pago de u$s 3,7 millones que el Citibank debería concretar hoy en Buenos Aires y que realizará el Gobierno directamente a través de la Caja de Valores. Pero además, en Nueva York la Cámara de Apelaciones de esa ciudad deberá definir la situación del país, luego de haber sido declarado en desacato.

El Gobierno asegura que tomó todas las precauciones posibles para garantizarles a los tenedores que hoy deben cobrar el vencimiento del Discount que el dinero estará depositado en tiempo y forma. El dinero, aseguran desde el Banco Central (desde donde ayer ya salieron los u$s 3,7 millones que hoy se depositarán en las cuentas de los acreedores), no estará al alcance ni de Thomas Griesa ni de los fondos buitre y será cobrado sin problemas, sin que el Citibank intervenga en la operación. Quedará luego a decisión del Gobierno si mantiene o no la prohibición al banco para que intervenga en el Mercado de Capitales. El Ministerio de Economía de Axel Kicillof esperará a esta mañana para ver si el Citibank revé su posición, algo que se descarta no ocurrirá, y avanzará con el pago. El domingo, el presidente de la Comisión Nacional de Valores (CNV) Cristian Girard, advirtió que la suspensión al Citibank Argentina continuará hasta tanto revea el acuerdo que hizo con los acreedores. "Como organismo regulador no podemos hacer otra cosa que señalarle al Citibank que está incumpliendo la ley argentina. Tomamos la decisión de suspender al banco y no vamos a deponer nuestra actitud ni nuestra medida de suspensión preventiva hasta tanto ellos no revean este acuerdo violatorio de las leyes argentinas", comentó. El viernes, el mismo organismo había suspendido preventivamente al Citibank para operar en el mercado de capitales local, aunque la medida no afectó a la actividad minorista. Girard aseguró que el banco "dejó a sus clientes en pampa y la vía" al acordar con los holdouts un pago extraordinario de vencimientos de bonos de deuda argentina que tiene en custodia. La medida fue tomada a raíz del acuerdo que el banco alcanzó con un grupo NML Capital, de Paul Singer, a partir del cual el juez neoyorquino Thomas Griesa habilitó a esa entidad a efectuar por única vez el pago de bonos emitidos bajo legislación nacional. En total, el pago que hoy debe realizar la Argentina es de unos u$s 34 millones, los que casi en su totalidad están bajo la lupa de Griesa.

Por su parte, la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de Nueva York definirá hoy la situación de la Argentina, luego de haber sido declarada en desacato en septiembre del año pasado en la causa contra los fondos buitre. Se trata del capítulo del "juicio del siglo" entre el país y los fondos buitre que la Cámara debería haber resuelto el 24 de marzo, pero que por falta de definiciones entre los miembros del tribunal se postergó una semana. De esta manera, nuevamente las partes en conflicto desde 2006 volverán a verse las caras en una instancia judicial que siempre le fue adversa al país.

Lo que la Cámara debe resolver hoy es si el país entra en la categoría de desacato o no. Si la segunda instancia ratifica el fallo original de Griesa de octubre del año pasado, sería uno de los pocos casos en la historia de la Justicia de los Estados Unidos donde un Estado soberano entra en esa categoría. Según los abogados Carmine Bocuzzi y Jonathan del estudio Cleary Gottlieb Steen & Hamilton (CGS&H) que representarán hoy nuevamente al país, de concretarse este fallo sería casi imposible de ejecutar de manera concreta. La consecuencia más directa es que prácticamente quedará descartada cualquier posibilidad de utilizar el mercado de capitales norteamericano para eventuales colocaciones de deuda voluntaria de la Argentina, algo que de todas maneras no está en los planes del ministerio que maneja Kicillof. Donde sí tendrá eventuales consecuencias es en el inevitable encarecimiento de otras colocaciones de deuda que el Gobierno quiera hacer en otros mercados, obligando por varios meses a pensar al Gobierno sólo en conseguir dólares desde el exterior vía acuerdos como el swap con China.

Los abogados de los fondos buitre habían pedido sancionar al Gobierno con 50.000 dólares diarios hasta que acepte pagar los fallos de la Justicia norteamericana, en el caso de que el desacato sea confirmado.

La Argentina había sido declarada en desacato por Griesa el 29 de septiembre de 2014 por rechazar la orden de pago a los fondos buitre por 1.350 millones de dólares más los intereses. "La decisión del juez municipal Griesa de declarar en desacato a la Argentina es violatoria del derecho internacional, de la Carta de la ONU y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos", había criticado Cristina de Kirchner.

Ésta es la tercera vez que el país realiza una petición a esa corte en el litigio contra los fondos buitre y, hasta el momento, el tribunal rechazó por unanimidad todas las apelaciones presentadas. La Cámara había ratificado el fallo de Griesa a favor de los fondos buitre en agosto de 2013 y en septiembre del año pasado había vuelto a rechazar el pedido de la Argentina y del Citibank para permitirle al banco pagar intereses de deuda emitida con jurisdicción argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario