Suspendieron a 14 curas en Chile por otro caso de abusos

Edición Impresa

Santiago - El obispado de la ciudad chilena de Rancagua anunció ayer la suspensión de 14 sacerdotes envueltos en un escándalo por conductas sexuales impropias, tras ser denunciados por una feligresa.

"Se restringió de su ministerio sacerdotal a 14 sacerdotes. Estos religiosos incurrieron en acciones que pueden constituir delitos tanto en el ámbito civil como canónico", indicó un comunicado del obispado de Rancagua, en el centro de Chile.

La decisión se tomó apenas horas después de que la Conferencia Episcopal Chilena (Cech) diera una declaración en la que explicó la renuncia masiva de obispos luego del encuentro de tres días con el papa Francisco la semana pasada, en el que se analizó el mal accionar de la Iglesia chilena ante la denuncia de abusos por parte de las víctimas del cura Fernando Karadima.

"Comprendo que muchos no den crédito al perdón que pedimos y al dolor que expresamos, pues no recuperaremos la confianza de un día para otro. Lo tenemos que demostrar con concretas acciones reparatorias", enfatizó Santiago Silva, presidente de la Cech, ante la prensa.

Los casos de pederastia en la Iglesia chilena han marcado particularmente el devenir de la Santa Sede este año.

Luego de defender al obispo de Osorno, Juan Barros -acusado de encubrir los delitos de Karadima-, el Papa pidió perdón y ordenó una investigación vaticana.

Esa investigación lo llevó a ser categórico: admitió su equivocación y reiteró el pedido de disculpas a las víctimas, organizó un encuentro con tres de ellas en el Vaticano y convocó a todos los obispos chilenos a los que anunció medidas en el corto, mediano y largo plazo para reestructurar la institución.

En el marco de esa renovación de la Iglesia chilena es que se tomó la decisión de suspender a los 14 sacerdotes de Rancagua ayer, mientras que la diócesis alentó a otras víctimas a denunciar los abusos.

La información de los casos ya fue enviada a la Santa Sede para que se tomen las medidas canónicas correspondientes, indicó el obispado, informó el sitio Emol.

Francisco recibirá la próxima semana a un grupo de cinco sacerdotes que también fueron víctimas "de abusos de poder, de conciencia y sexuales" por parte del sacerdote Karadima.

Agencias AFP y DPA,


y Ámbito Financiero

Dejá tu comentario