Tironeo PJ: clausurar o agitar show antibuitre

Edición Impresa

Recién bajado del avión, Martín Insaurralde sirvió ayer una mesa larga para que el sanjuanino José Luis Gioja se junte, en Lomas de Zamora, con un puñado grande de dirigentes del PJ bonaerense entre los que está el frente territorial más potente: el que integran los alcaldes del conurbano, coordinados por Insaurralde y Gabriel Katopodis.

Gioja desembarcó en la provincia para retomar la agenda peronista y tratar de enterrar el expediente buitre que operó, en estas horas, como un factor crítico en la interna del FpV/PJ. El sanjuanino quiere apurar las conversaciones para cerrar un esquema de unidad que incluya "a todos" porque "no podemos dejar a nadie afuera: los necesitamos a todos", dijo el diputado.

Se llevó el guiño de Insaurralde, Katopodis, Mariano Cascallares (Brown), Fernando Gray (Echeverría), Juan Zabaleta (Hurlingham) y, entre otro Alberto Descalzo (Ituzaingó), que integran el bloque territorial del PJ, además de legisladores y caciques del interior como Eduardo "Bali" Bucca, de Bolívar.

Gioja empezó el caminito de la unidad para tratar de espantar el riesgo de una interna dura e imprecisa con el sector ultra-K que, enfrente, se prepara para hacer una demostración de fuerza el sábado con un acto en Avellaneda donde se juntarán el PJ K, La Cámpora y, entre otros sectores, Nuevo Encuentro. Estará Jorge Capitanich, que fue agitado para desafiar a Gioja, el intendente de Avellaneda Jorge Ferraresi y anuncian a Alicia Kirchner. No estaba claro si también estará, sobre el escenario Máximo Kirchner.

La juntada planeada, originalmente, como un scrum para posicionarse en la interna del PJ convocada para el 8 de mayo fue, con los días, adquiriendo otra entidad: se amplió a otros sectores y, además de hacer una defensa de la década K, y ratificar que se alienan detrás de la conducción de Cristina de Kirchner, la juntada es para volver a poner sobre la mesa la discusión sobre el acuerdo que Mauricio Macri selló con los buitres y que tratará el Senado donde el PJ, alineado con los gobernadores, se apresta a votarlo.

De ese modo, desde la trinchera el kirchnerismo quiere incomodar a los gobernadores y a los senadores. Y, a modo de señal, preparan una jugada para bajarle el pulgar a Gioja: esa movida consiste en rechazar la postulación del sanjuanino y la de Capitanich, para proponer como a su propio "candidato de la unidad" que sería Daniel Scioli.

El excandidato presidencial, que hoy estará en el PJ de La Plata, figura en la agenda del sábado para estar a cargo de la apertura del encuentro mientras no se ponen de acuerdo sobre quién lo cerrará: Capitanich o un Kirchner.

Dejá tu comentario