Tocó el piso y rebotó

Edición Impresa

En un comienzo semanal donde todos los análisis invocaban -en el mundo- la rebaja de calificación para la deuda de Italia, el Merval estuvo a punto de perforar el piso de la centena -en los 3.300 puntos-, pero después ensayó un repunte que no solamente lo elevó a los 3.359 de máxima, sino que también le sirvió de cierre. Con lo cual pudo retomar una línea alcista que lo ve en marzo dentro de la tesitura de enero acumulando beneficios y extrayendo buen partido en las ruedas favorables, así como mostrando resistencia a la baja en las fechas de vientos contrarios.

En el exterior, los de Europa sintieron lo de Italia, aunque morigerado y sin sesgos abultados en sus índices, más allá de prevalecer el signo negativo. Previamente Shanghái había llevado curso de baja, el 0,35%, con ciertos malos datos chinos (que desvirtúan las supuestas buenas señales que se mencionaban en Occidente la semana pasada). El Bovespa debió cortar su secuencia de recuperación, quedando con el 0,22%, en tanto el Dow Jones siempre puede obrar "milagros". Más allá de mencionar "cautela" -por lo italiano-, en el momento de los números llegaron a otro máximo, con su "goteo" incesante que permitió agregar el 0,35%.

El Merval resultó de lo más notorio, más del 1% de suba, con 46 papeles en aumento por sólo 24 en baja de precios. Destacado el terceto de YPF -el 2,5% de aumento- TECO, con el 2%, más Tenaris y el 1,5% de avance. El volumen total alcanzó $ 48 millones en acciones, con marcha más mesurada, donde YPF participó con $ 8,6 millones y -especialmente- el Grupo Galicia, con $ 7,7 millones. Se pudo controlar bien el derrape del índice, que sirvió para tomar impulso. La Bolsa, elástica.

Dejá tu comentario