22 de agosto 2013 - 00:00

Tras polémica vacación en Dubái, los Alperovich a Medio Oriente

Mariana y Sara Alperovich posan en lugares históricos de Israel. Una trabaja en la concesionaria familiar; la otra, en el liderazgo del Ateneo de la Militancia y para el PAMI.
Mariana y Sara Alperovich posan en lugares históricos de Israel. Una trabaja en la concesionaria familiar; la otra, en el liderazgo del Ateneo de la Militancia y para el PAMI.
En el medio de la campaña en la que el kirchnerismo pidió aunar fuerzas y poner lo mejor de sí a los gobernadores alineados al proyecto que lidera la presidente, Cristina de Kirchner, y todavía con resabios del revuelo que generó su viaje a Dubái en noviembre del año pasado, el mandatario tucumano José Alperovich y su esposa, la senadora y titular provisional de la Cámara alta, Beatriz Rojkés, comenzaron unas vacaciones en Israel y Jordania que se extenderán hasta el fin de semana, cuando retornarán al país junto a sus hijas Mariana y Sara, que se unieron al descanso familiar, para retomar sus actividades.

Las lujosas vacaciones en Dubái le trajeron muchos dolores de cabeza al gobernador y también a Rojkés, que en noviembre del año pasado debía participar de una reunión de parlamentarios europeos y latinoamericanos en Cádiz. La senadora prefirió los paseos en camello -entre otras actividades-, aunque envió -con viáticos de la Cámara alta- a tres de sus asesores para que supervisaran el trabajo en España.

En ese viaje a los Emiratos Árabes, el matrimonio Alperovich-Rojkés fue acompañado por el senador nacional Sergio Mansilla; y los ministros del Interior y de Seguridad de Tucumán, Osvaldo Jaldo y Jorge Gassenbauer respectivamente. Este último se plegó al nuevo viaje.

Las vacaciones de Alperovich comenzaron el viernes pasado, el mismo día que se nacionalizó una protesta con origen en Tucumán, al realizar la Asociación Bancaria un paro nacional durante tres horas en rechazo al despido de 36 empleados de la Caja Popular de Ahorros local, un organismo público que depende del Gobierno provincial.

Dejá tu comentario