Tucumán dejó en el camino a Salta y sueña

Edición Impresa

En la cancha del Lawn Tennis se vivió una fiesta. Sólo se lamentó el no haber podido marcar un try más (el cuarto) que le hubiese posibilitado a Los Naranjas buscar la final de locales. El equipo dirigido por Oscar Prado, Javier Martínez Riera y Julio Paz terminó segundo en la zona 2, detrás de Cuyo.

No hubo sorpresas en el Parque. Tucumán jugó su mejor partido en el campeonato (antes había vencido a Santa Fe y caído frente a Cuyo) y derrotó a Los Mayuatos (eran los únicos invictos del torneo) por un inobjetable 30 a 18. La jugada les salió perfecta a los entrenadores tucumanos. Las inclusiones de Edgardo Herrera como hoocker para sumar peso en la primera línea y de Antonio Ahualli como octavo para ganar el line fueron dos aciertos. Los Naranjas no dejaron dudas. El 20 a 3 del primer tiempo lo dice todo. La batalla entre los forwards sobre la que iba a girar el partido la ganó bien temprano. Los locales salieron a devorarse a los salteños con una actuación sólida, contundente y efectiva del pack. Tucumán no dejaba pensar a Salta. A los 5 minutos ya ganaba 7 a 0 gracias a un try-penal y la conversión de Nicolás Sánchez, de gran tarea y autor de 15 puntos (3 conversiones, 1 drop y dos penales). A los 15, Sánchez sumó 3 puntos más con un penal. Era el mejor comienzo del año para Los Naranjas. El pateador de Salta, Santiago Larrieu, que venía de convertirle 21 puntos a Santa Fe, tuvo una tarde para el olvido. Sobre el cierre del primer período, estalló el Lawn Tennis por el try de Herrera y la conversión de Sánchez. En el complemento todo fue igual hasta que Los Naranjas se pusieron 30 a 3 gracias a un try de Terán y una conversión y otro penal de Sánchez. El equipo se relajó por la diferencia. Hubo cambios de nombres y Salta atacó con vergüenza deportiva. Así logró apoyar 3 tries. No les alcanzó. El traje de cuco les quedaba chico desde el primer tiempo.Y Tucumán lucía de gala con el suyo, de caza fantasma.

Dejá tu comentario