UCR relanzó a Cobos como presidenciable

Edición Impresa

El radicalismo experimenta un big-bang político permanente. La dispersión de partículas en el universo UCR volvió a tener anoche como centro gravitacional a Julio Cobos, quien confirmó su candidatura a diputado nacional por Mendoza 2013 y, rodeado por un mix cúpula partidaria-Mesa de Enlace, se mostró como el la principal opción presidenciable para 2015.

La excusa para la reaparición de Cobos y el abrazo de todo el radicalismo, incluidos críticos, detractores y encargados de expulsarlo de por vida del partido, fue la presentación del libro «Otra mirada», donde el exvicepresidente plasma sus experiencias como maniatado compañero de fórmula de Cristina de Kirchner en el período 2007-2011. Toda la primera plana de la UCR estuvo presente anoche en la cena organizada en el Centro Asturiano de la Capital Federal, por el Centro Moises Lebhenson y el Instituto Yrigoyeneano de Diego Barovero.

Cobos llegó apenas pasadas las 20, junto con su esposa Cristina. Compartió la mesa principal junto al titular del Comité Nacional de la UCR, Mario Barletta, los jefes de bloque en el Congreso, el diputado Ricardo Gil Lavedra y el senador Luis Naidenoff; el secretario general de Franja Morada, Emilio Bruno; y el jefe de la Juventud Radical, Lucio Lapeña. Desde la trunca campaña presidencial de Ricardo Alfonsín, que el centenario partido no emitía tamaño gesto de unidad. El único antecedente de esta Cobosmanía se produjo el mes pasado, cuando Cobos participó con las autoridades radicales en la presentación de un plan ferroviario donde deslizó por primera vez que podría ocupar una banca como diputado nacional en 2013.

En términos políticos, y más allá de la demostración de anoche, la UCR está a la defensiva. Preocupa el crecimiento del Frente Amplio de Binner, principal polo electoral opositor a Cristina de Kirchner desde las elecciones presidenciales de 2011. Pero ahora se suma la estrategia de Mauricio Macri para seducir a radicales desencantados a través de otra cena. Esta noche, el radical macrista exministro de Fernando de la Rúa, Andrés Delich, por encargo del presidente de Boca Jrs. y principal operador PRO en la UCR, Daniel Angelici, encabezará el lanzamiento de PROA (Propuesta Radical Argentina) bajo el eslogan «el otro radicalismo». El escenario elegido es un templo gastronómico de los boinas blancas, el Centro Lalín.

Anoche, Cobos fue el único orador en el Centro Asturiano. Convocó a la unidad del radicalismo y destacó la afinidad de su partido con el socialismo de Hermes Binner. El exgobernador de Santa Fe estuvo invitado y se ausentó con aviso debido a un viaje a Sudáfrica. Otro de los ausentes ilustres fue Ernesto Sanz, el senador por Mendoza, que prefirió quedarse en su provincia trabajando en los proyectos de reforma a los Códigos Civil y Comercial (ver nota en pág. 11). Más allá de la mesa de Cobos, hubo otra de alto voltaje político. La Mesa de Enlace agropecuaria que entronó al exgobernador de Mendoza a partir de su voto no positivo a las retenciones móviles. Luis Miguel Etchevehere, sucesor de Hugo Biolcati en la Sociedad Rural; y el vice de Federación Agraria, Julio Curras, se mostraron junto al mendocino. Todos degustaron una entrada de bastón de mozzarella rebozado, con bucles de jamón crudo y ensalada capresse. El plato principal: roll de pollo relleno con vegetales acompañados con una canasta de papas noisette a las finas hierbas. Y el postre: copa con cubos de brownies de chocolate con helado de crema y salsa de frutillas. La mantelería y el decorado eran azul-celeste y blanco, como la bandera nacional.

También estuvieron presentes otros popes radicales, como los senadores Laura Montero, Gerardo Morales, Mario Cimadevilla, el diputado Oscar Aguad y los diputados Mario Meoni (Junín), Héctor Gutiérrez (Pergamino), Gustavo Posse (San Isidro) y el exdiputado José Bieliki (hoy tiene como invitado al almuerzo de la feria Progreso a Ricardo Alfonsín); quienes venían de negociar una lista de unidad para la interna de la UCR bonaerense suspendida por la Justicia por irregularidades en los padrones de afiliados. También estuvo Ricardo López Murphy.

Ricardo Laferriere, encargado de escribir el prólogo del libro que se presentó anoche, reveló en su texto algo de los planes del ingeniero Cobos a futuro: «Los densos tiempos que atraviesa el país y el mundo, y los no menos densos tiempos que vienen necesitan aportes como los que el autor de este libro vuelca, compartiendo su experiencia, sus reflexiones y sus propuestas, no en forma de memorias -que lo inscribirían en el pasado-, sino como revulsivos de debate, con la admirable pasión de seguir participando en la arquitectura de la Argentina que viene».

Dejá tu comentario