Un currículum con lagunas demora la confirmación de Conte en Italia

Edición Impresa

El presidente, Sergio Mattarella, duda de darle luz verde. Además, inquieta el posible nombramiento de Paolo Savona como ministro de Economía: hombre de la derechista Liga, es un crítico implacable del euro.

Roma - El presidente de Italia, Sergio Mattarella, demoraba ayer la confirmación al candidato a primer ministro del populista Movimiento Cinco Estrellas (M5S) y de la ultraderechista Liga, el abogado Giuseppe Conte, sobre cuyos antecedentes académicos surgieron dudas.

El candidato a jefe de un Gobierno que pretende terminar con las políticas de austeridad y que, por lo tanto, desvela a los gobiernos de la eurozona, se vio expuesto ayer a fuertes críticas por ciertas incongruencias en su currículum, que señala que pasó por prestigiosas universidades de todo el mundo, entre ellas la de Nueva York (NYU). Sin embargo, una portavoz de este centro de estudios le dijo al diario The New York Times que nunca estudió allí.

El M5S salió a respaldarlo sin fisuras y aseguró que el profesor, que carece de experiencia política, no había escrito en ningún lugar que hubiese realizado cursos o un master en esa universidad. Tan sólo "perfeccionó y refrescó" sus estudios de Derecho, apuntó, sin aclarar cómo lo hizo.

Además hay inconsistencias sobre su supuesta estadía en Viena, donde perfeccionó sus estudios en un instituto, aunque en realidad este es solo una escuela de idiomas.

El movimiento antisistema y la xenófoba Liga propusieron en la noche del lunes a Conte como figura de consenso para dirigir el Gobierno.

Los partidos de la futura oposición cuestionaron que ambas agrupaciones hayan "instalado" desde arriba a un primer ministro "no electo", algo legal pero que no se corresponde con lo que habían prometido en campaña.

Mattarella tendrá que dar su aprobación al jurista de 53 años para que ejerza el cargo. Para ello se tomará un tiempo para despejar dudas, según se señaló ayer desde el palacio presidencial.

Uno de los aspectos sobre los que el jefe de Estado podría pedir aclaraciones es que Conte no se convierta en una marioneta de los jefes del Movimiento Cinco Estrellas y la Liga, Luigi Di Maio y Matteo Salvini, respectivamente.

Entre tanto, los planes de ambas formaciones de apartarse de la doctrina de austeridad impuesta por la Unión Europea, que incluyen una baja de impuestos, subsidios para los pobres y una contrarreforma impositiva, preocupan sobre todo debido al elevado endeudamiento del país.

"En Roma tenemos que lidiar con algo que nos puede lastimar, pero también puede lastimar a los italianos", dijo el canciller de Luxemburgo, Jean Asselborn, al margen de un encuentro de la UE en Bruselas. "Por eso espero que el Presidente italiano también tenga una voz de peso y que no se destruya ahora todo lo que se logró en los últimos siete, ocho años desde la crisis financiera", señaló.

Uno de los puntos de fricción pasa, además, por quién ocupará el Ministerio de Economía y Finanzas, uno de los puestos clave. Como posible candidato se perfila y el economista euroescéptico Paolo Savona, el favorito de la Liga.

Savona, nacido en 1936, considera el euro una "prisión alemana". Se considera poco probable que el presidente Mattarella dé su visto bueno a un candidato como Savona para un ministerio tan relevante.

Entre las facultades del mandatario figuran la de vetar al candidato para la jefatura del Gobierno y a los ministros.

Agencias DPA, Reuters y Télam

Dejá tu comentario