Un terrorista se detonó en un parque de Pakistán en plena Pascua: 69 muertos

Edición Impresa

Islamabad - Al menos 69 personas murieron y 290 resultaron heridas, la mayoría de ellas mujeres y niños, en un brutal atentado suicida perpetrado ayer por talibanes en un parque en Lahore, ciudad del este de Pakistán, donde cristianos celebraban la Pascua.

El jefe del Estado Mayor del ejército, general Raheel Sharif, anunció que había presidido una reunión de alto nivel para coordinar la respuesta a este "atentado suicida" y "llevar ante la Justicia a los asesinos de nuestros hermanos, hermanas y niños".

"El suicida hizo explotar las bombas que llevaba en el estacionamiento del parque Gulshan Iqbal, en las cercanías de una zona de juego infantil", dijo el vocero policial del área, Mohamed Salim.

El parque se encontraba lleno de familias que habían ido a pasar la tarde del domingo, como es habitual los fines de semana, especialmente en los meses anteriores a la llegada del sofocante verano.

Para auxiliar a los heridos "hemos necesitado la ayuda del ejército. Los militares llegaron al lugar y ayudaron en las tareas de rescate y seguridad", explicó por su lado Muhamad Usman.

Según este alto responsable, mujeres y niños figuran entre las víctimas y el balance podría subir, puesto que hay varios heridos "en estado crítico".

El ataque, el peor desde el asalto talibán a la escuela de Peshawar (norte del país) en el que murieron 125 alumnos en 2014, sacudió Pakistán en un momento de cierto optimismo por la reducción de la violencia a raíz de una operación militar en las zonas tribales.

Las emisoras locales mostraron imágenes de caos en el lugar de los hechos, con un intenso humo y equipos de rescate buscando supervivientes y transportando a los heridos a las ambulancias. También emitieron imágenes de muchas personas en las puertas de los hospitales en busca de sus familiares.

El grupo talibán Jamaat ul Ahrar, una escisión del principal grupo insurgente de Pakistán, el Tehrik-e-Taliban Pakistan (TTP), asumió la autoría del atentado.

"Reclamamos la responsabilidad por el ataque contra los cristianos que celebraban la Pascua", dijo el portavoz de la organización islamista Ehansullah Ehsan al diario paquistaní The Express Tribune. Agregó que el atentado forma parte de la cadena de golpes de este año bautizada como "Saut-ul-Raad" (la voz del trueno) y que continuará a lo largo de 2016.

"Estuvimos esperando esta ocasión. Queremos decirle al gobernante PML-N (la Liga Musulmana) y al Gobierno que hemos aterrizado en Punjab y que le alcanzaremos", afirmó Ehsan.

En Pakistán, grupos islamistas armados tienen como objetivo a la minoría cristiana que representa cerca del 2% de la población de este país mayoritariamente musulmán sunita de 200 millones de habitantes.

En los últimos años, varias iglesias fueron objetivo de ataques en Lahore, bastión del primer ministro Sharif, en la provincia de Penyab. Algunos cristianos también fueron acusados de haber ofendido al islam, crimen al que se aplica la pena de muerte en Pakistán, según la controvertida ley sobre la blasfemia.

El primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, condenó el ataque y expresó su dolor por estos hechos.

A la condena se unió EE.UU. que calificó de "atroz" el atentado. "Este acto cobarde en el que fue durante mucho tiempo un parque pintoresco y apacible mató a decenas de civiles inocentes y dejó muchos heridos", resaltó en un comunicado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, Ned Price.

El Gobierno argentino expresó su repudio al "cruento" ataque. "Argentina expresa su total rechazo y condena a esas injustas manifestaciones de violencia. Reafirma, una vez más, su voluntad de profundizar la lucha contra el terrorismo y de asegurar la paz y la seguridad internacional", señaló un comunicado de la Cancillería.

El Gobierno provincial del Punjab, de la que Lahore es la capital, declaró el estado de emergencia en los hospitales de la ciudad y organizó transportes para llevar donantes de sangre a los centros médicos, al tiempo que anunció tres días de luto oficial.

Agencias AFP, EFE, DPA, ANSA

y Reuters

Dejá tu comentario