Unasur: tratado, sí; Kirchner, no

Edición Impresa

Sí a la aprobación del Tratado Constitutivo de la UNASUR y no a la designación de Néstor Kirchner como su secretario general. Ésa es la postura que primará este miércoles en la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados, donde la oposición impulsará un proyecto de declaración para repudiar la consagración continental del ex presidente y, además, denunciarán incompatibilidad entre su cargo de diputado y su nuevo empleo sudamericano.

Las dudas se centran en el artículo 10 del Tratado Constitutivo de ese organismo: «Durante el ejercicio de sus funciones, el secretario general y los funcionarios de la Secretaría tendrán dedicación exclusiva, no solicitarán ni recibirán instrucciones de ningún Gobierno, ni entidad ajena a la Unasur, y se abstendrán de actuar en forma incompatible con su condición de funcionarios internacionales responsables únicamente ante esta organización internacional».

Por lo pronto, la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Diputados tratará el proyecto de ley enviado por el Senado por el que se aprueba el Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). El presidente de esa comisión, Alfredo Atanasof (Peronismo Federal), citó a una reunión para las 9 en el edificio anexo de la Cámara baja.

El acuerdo para la creación de Unasur fue suscripto por doce países en Brasilia el 23 de mayo de 2008 y aprobado por el Senado el 17 de diciembre de ese mismo año. La Comisión de Relaciones Exteriores tenía previsto tratar el proyecto la semana pasada, pero la realización de la sesión en que se trató el matrimonio entre personas del mismo sexo obligó a suspender esa reunión.

Atanasof confió en que esta semana se pueda reunir la comisión y aseguró que «no existen mayores diferencias en torno a la iniciativa» de aprobación del Tratado Constitutivo. «La Unasur es importante porque es el resultado de un esfuerzo de muchos años de trabajo en la región y es una línea política exterior de la región que busca unir las voluntades de la Comunidad Andina y del Mercosur», aseveró el diputado bonaerense.

Desde el kirchnerismo, el ex presidente y actual vicepresidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Ruperto Godoy, dijo que «existe un consenso mayoritario entre la mayoría de los bloques». Y recordó que, hasta el momento, sólo lo aprobaron cuatro países: Surinam, Guyana, Venezuela y Ecuador, y que «cada país tiene su proceso interno para llegar a ratificarlo».

La polémica por la presunta incompatibilidad entre la banca de diputado de Kirchner y su designación como secretario general de Unasur alcanzó incluso al gabinete kirchnerista. El ministro del Interior, Florencio Randazzo, sugirió que el ex presidente debería renunciar a su banca en el Congreso, y, enseguida, el ministro de Justicia, Julio Alak, afirmó que -a su entender- el ex presidente «debe seguir siendo diputado y presidir la Unasur» al mismo tiempo.

Dejá tu comentario