Uribe tacleó a Lula (otro regalo al sucesor)

Edición Impresa

Bogotá - A poco más de una semana de dejar el cargo de presidente de Colombia, Álvaro Uribe abrió otro frente de batalla al «deplorar» la postura de su par brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, sobre el conflicto en torno de la supuesta presencia de las FARC en Venezuela.

El reclamo contra Lula fue hecho público a través de un comunicado de la Presidencia de Colombia y a pocas horas de que los cancilleres de la región se reunieran de emergencia para dilucidar las vías de solución a la ruptura de las relaciones diplomáticas colombo-venezolanas (ver aparte).

«El presidente de la República (de Colombia) deplora que el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, con quien hemos cultivado las mejores relaciones, se refiera a nuestra situación con la República Bolivariana de Venezuela como si fuese un caso de asuntos personales», precisó en el texto.

Según Uribe, quien cederá el mando a Juan Manuel Santos el 7 de agosto, el mandatario brasileño está «ignorando la amenaza que para Colombia y el continente representa la presencia de los terroristas de las FARC en ese país (Venezuela)».

El miércoles pasado, Lula, a la vez que reiteró su disposición a mediar para buscar una solución, consideró que la disputa no es «ningún conflicto, lo que veo es un conflicto verbal que es lo que más vemos en América Latina». Luego, el mandatario abogó por «alcanzar la paz» en la reunión extraordinaria de cancilleres de Unasur y esperar con «paciencia» a la asunción del nuevo presidente de Colombia.

«Desconoce el presidente Lula nuestro esfuerzo para buscar soluciones a través del diálogo. Repetimos con todo respeto al presidente Lula y al Gobierno de Brasil que la única solución que Colombia acepta es que no se permita la presencia de los terroristas de las FARC y del ELN en territorio venezolano», concluyó el comunicado.

Brasil eligió no seguir la escalada de réplicas con Uribe, ratificando la opción de esperar a Santos, quien se presenta, desde que fue electo, como más dialoguista que el actual mandatario.

Según dijo ayer el portavoz de la Presidencia de Brasil Marcelo Baumbach, Lula «cree que la estabilidad de las relaciones entre esos dos países amigos, dos países tan importantes para nuestra región, es fundamental para la tranquilidad y para el avance de la integración regional». «El presidente cree que sólo el diálogo entre las partes, la buena voluntad, va a llevar a una solución de este problema», agregó tras la reacción de Colombia. Baumbach indicó que Lula estaba al tanto de la queja colombiana y «no considera apropiado que se responda a este comunicado».

Agencias Reuters y EFE

Dejá tu comentario