Velázquez, en un sótano de Yale

Edición Impresa

Washington - Una mudanza en el Museo de Arte de la Universidad de Yale llevó a John Marciari hasta un cuadro grande, dañado, de autor desconocido, que hasta poco antes había estado arrumbado en un sótano, y cuya gran calidad le azuzó la curiosidad hasta que un día se percató de que debía ser un Velázquez.

Ayer Marciari publicó en «Ars Magazine», una revista española de arte, su hipótesis de que «La educación de la Virgen» es uno de los pocos cuadros de la época sevillana del genio español y el anuncio cayó como una bomba en el mundo del arte.

Marciari, curadorde pintura italiana y española del Museo de Arte de San Diego, lo considera «increíblemente importante» pues no se trata de otro lienzo de la mitad de la carrera del pintor andaluz, sino uno de sus primeros cuadros. Estima que fue terminado en torno a 1617, cuando Diego Velázquez tenía unos 18 años. «Es el momento en el que Velázquez se está convirtiendo en Velázquez. Nunca se ha encontrado nada igual a esto», dijo Marciari. Varios expertos españoles lo apoyan.

Dejá tu comentario