4 de diciembre 2013 - 00:00

Volvió el “dijo Cristina” y gestó rebelión

Tras la derrota frente a Sergio Massa el 27-O y luego del clima levantisco que reinó durante el cierre de listas para la interna del PJ bonaerense, el planeta K volvió a revolucionarse en estas horas en medio de la discusión por el reparto de cargos en la Legislatura de la provincia.

El trámite fue ordenado y sin estridencias en el Senado que preside el vice Gabriel Mariotto. Sergio Berni, secretario de Seguridad con despliegue de ministro y, a la vez, senador electo con licencia, renovará como segundo en la línea de sucesión detrás de Mariotto. En tanto, Cristina Fioramonti, esposa de Carlos Kunkel, continuará en el cargo mientras en el Frente Renovador Jorge D'Onofrio seguirá como jefe del bloque a pesar de que un grupo de intendentes postuló a Patricio Hogan. La vice segunda de la Cámara será para la radical Malena Baro y Hogan se queda con la tercera.

Menos pacífico fue todo en Diputados, donde un grupo de legisladores se amotinó contra la designación de Fernando "Chino" Navarro como jefe del bloque, cargo que el dirigente del Evita ocupó durante la gobernación de Felipe Solá. Anoche, ese grupo pedía saber si esa elección era una orden de la quinta de Olivos o un acuerdo entre Horacio González y José Ottavis, que renovarán como presidente y vice "con firma" de la Cámara baja, y un sector de Balcarce 50.

La duda se despejó tarde, a la noche, cuando el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich reunió a Scioli, Mariotto, Berni, González, Ottavis y Navarro, entre otros, para ejercer un rol que en el último tiempo desplegó Carlos Zannini. Allí trasmitió la orden presidencial de renovar cargos pero reemplazar al boudouista Juan De Jesús por Navarro.

La intervención de Capitanich fue necesaria para apagar la rebeldía de desafiar la designación de Navarro poqrue no sabían si era, en concreto, un deseo presidencial.

Pablo Ibáñez

Dejá tu comentario