Vuelta a la planicie

Edición Impresa

Con pálidas respuestas a las permanentes revisiones que se efectúan sobre la economía de Estados Unidos -en este caso, una caída nuevamente de la confianza ciudadana- la buena predisposición del lunes, se convirtió en una rueda ausente de atractivos. Y como dejando correr las horas, para no ir en busca de nuevos incrementos. Y esto, como es costumbre en estos días, impregnó a los mercados «satélites» del Dow Jones de un modo directo. Finalmente, sólo fue una leve corrección del 0,12% -un alza- lo generado desde el NYSE, que en San Pablo alcanzó un sobrio 0,33% en igual dirección.

La tarde que servía de preámbulo a la reunión de la Bolsa de Comercio, por su «aniversario», también resultó de igual tonalidad. Y casi para concluir en el neutro absoluto, el Merval principal. Tras hacer piso en los «2.378» puntos, se llegó a rozar la frontera superior -para superar el techo de la centena mayor, los «2.400»- aunque al tocar «2.396» unidades, esto fue el límite. Y en el cierre, alguna leve merma, que dejó la última cifra en los «2.387».

Las diferencias entre especies dieron algún predominio por las alzas, llegando a «39» títulos con mejoras, contra solamente «30» acciones en baja.

El restante elemento, volumen efectivo, actuó en consonancia con la carencia de actitud en las fuerzas, para salir de las bases del lunes. Se reunieron 35 millones de pesos, dando liquidez suficiente, con Tenaris sumamente discreta y aportando 75.000 papeles operados. Todo el escenario global se movió pesadamente, casi sin excepciones, aquí sólo incentivó el día el acto posterior. Y la Bolsa, de fiesta.

Dejá tu comentario