Wall Street subió 1,05% por mayor optimismo global

Edición Impresa

Nueva York - Wall Street cerró ayer con fuertes ganancias y el índice Nasdaq tocó un nuevo máximo histórico, tras el resultado de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesas. Al cierre de las operaciones, dicho indicador trepó un 1,24% hasta 5.983,82 puntos, mientras que el Dow Jones de Industriales avanzó un 1,05%, a 20.763,89 unidades y el selectivo S&P 500 aumentó un 1,08% a 2.374,15.

Al cierre, todos los sectores cerraron con fuertes ganancias, entre los que destacaron el financiero (+1,61%), el industrial (+1,43%), el tecnológico (+1,40%), el de materias primas (+1,17%), el sanitario (+1,17%) y el energético (+0,84%). La plaza de Nueva York se sumó al optimismo de las Bolsas europeas, que subieron con fuerza ante la posible llegada al Palacio de Elíseo del socioliberal Emmanuel Macron. Los inversores parecen dar por descontado que Macron, el candidato más europeísta y favorito de las casas de análisis, se impondrá en la segunda vuelta de los comicios galos frente a la ultraderechista y eurófoba Marine Le Pen. En el último tiempo, una posible victoria de la candidata francesa generó un marco de incertidumbre dentro de los mercados internacionales.

"Aunque el resultado difícilmente se puede catalogar como una sorpresa, los inversores dieron un gran suspiro de alivio", afirmó el estratega jefe de mercados de la firma FBN Securities, Jeremy Klein.

En el grupo del Dow Jones, sólo cuatro de las treinta firmas incluidas acabaron en rojo, pero con descensos nada preocupantes. Fue una jor-

nada sin grandes novedades en el ámbito empresarial, a la espera de que hoy den a conocer sus resultados trimestrales firmas como AT&T, 3M, McDonald's, Caterpillar y Coca-Cola.

Wall Street también se mantiene a la espera de lo que diga mañana la Casa Blanca. El presidente estadounidense, Donald Trump, ya ha anticipado que ese día habrá un "gran anuncio" en materia fiscal. De momento, según versiones de prensa, dicho "gran anuncio" puede ser una drástica reducción de los impuestos a las ganancias corporativas, desde el 25% al 15%. Nada puede poner mejorar el optimismo en la plaza bursátil que una baja en los impuestos corporativos. Pero a la espera de que efectivamente eso ocurra, los operadores en Wall Street se movieron al ritmo del minué.

Agencias EFE y AFP

Dejá tu comentario