30 de julio 2015 - 00:00

Whitney Houston y su hija, en el mismo cementerio

Bobbi Kristina Brown, fallecida el domingo tras meses en coma después de ser encontrada inconsciente en la bañera de su casa, será enterrada el lunes en el mismo cementerio en el que descansa su madre, Whitney Houston.
Bobbi Kristina Brown, fallecida el domingo tras meses en coma después de ser encontrada inconsciente en la bañera de su casa, será enterrada el lunes en el mismo cementerio en el que descansa su madre, Whitney Houston.
Los Angeles - Los restos de la hija de Whitney Houston, Bobbi Kristina Brown, que murió el domingo pasado luego de varios meses en estado de coma, descansarán junto a los de su madre en un cementerio de Westfield, Nueva Jersey, informaron fuentes locales.

Una fuente cercana a la familia Houston dijo a la cadena ABC News que Bobbi Kristina, que tenía 22 años, será enterrada en el Fairview Cemetery de Westfield el lunes próximo.

El funeral de la hija de Whitney Houston tendrá lugar el sábado en St. James United Methodist Church, en Alpharetta, Georgia.

"Krissy fue y es un ángel", afirmó su padre, Bobby Brown, a través de un comunicado enviado a ABC News.

Bobbi Kristina Brown murió cinco meses después de haber sido hallada inconsciente en la bañera de su casa en Georgia.

Fue trasladada a un centro de rehabilitación en marzo, y un mes después su abuela Cissy Houston le dijo a la revista People que la joven "tenía daño cerebral irreversible".

En aquel momento, también su tía Pat Houston aseguró que las condiciones de Bobbi Kristina continuaban deteriorándose. "Ella está en las manos de Dios", expresó Pat.

El centro forense del condado de Fulton informó que la autopsia inicial para determinar las causas de la muerte de la joven no había aún concluido.

Hace algunas semanas, Nick Gordon, el novio de Bobbi Kristina, fue demandado por 10 millones de dólares por la familia Houston, que lo acusa de haber abusado psíquicamente y de haberle robado miles de dólares a la muchacha.

Gordon, de 25 años, recibió la demanda de manera oficial cuando se encontraba tomando un café en un Starbucks de Longwood, Florida.

La madre de Bobbi Kristina, Whitney Houston, había muerto tres años antes de manera accidental en la bañera de su habitación en un hotel de Los Angeles.

La policía forense encontró que problemas en el corazón producto del consumo de cocaína contribuyeron a su repentina muerte.

Bobbi Kristina cumplió 22 años el 4 de marzo pasado, cuando ya estaba en coma.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario