YPF sola ya no salvó

Edición Impresa

Una, siguió su marcha -aunque muy recortada, respecto de la explosiva rueda anterior- y se llama: YPF. Pero, todas sus colegas de panel líder obraron en dirección contraria (salvo Tenaris, apenas quedando neutra). Y de tal modo, con solamente un 2,3 por ciento de aumento en la petrolera fue imposible sostener a una baja general, entre los demás participantes.

El Merval tuvo su momento de éxito y ansiando coronar los "7.000" puntos, pero solamente llegando al punto de los "6.944" y teniendo el objetivo a la vista: se le cayeron las alas, para aterrizar en mínimo de "6.806". Un dos por ciento de brecha, entre la cumbre y el piso, en tanto se estuvo a solamente el 0,8% de alcanzar los "7.000"...

En el exterior, el Dow Jones pintó muy tenue mejora del 0,2% y el Bovespa derrapó, con una caída del 1,17%.

Esto hizo que el Merval pasara como uno más, porque finalizó perdiendo el 1,54% y estuvo en línea con otros indicadores. De todos modos, el ambiente de la Bolsa local es sumamente especial y se mueve en una esfera de evolución: que no tiene punto de comparación con el resto. Además, agrega focos particulares (en la semana, el caso de YPF) que le colocan más "pimienta" a una tendencia que es de por sí picante...

El ritmo se mantuvo en términos lubricados, con total de $ 120 millones de efectivo girados. Gran predominio de la oferta -en todas las más líquidas- donde YPF consumió $ 26 millones, con G. Galicia en los $ 23 millones y $ 11 millones para Petrobras.

Las diferencias, de "35" a "35", en favor de los descensos y en la ocasión, con un cambio: ya el índice Bolsa -general- no se mostró más benigno, sino que retrocedió cerca de un 2%: indicativo de nutrida oferta, en todo calibre de títulos. Una fecha que abre dos frentes bien opuestos para el remate semanal, y el cambio de rumbo de la víspera genera suspenso con motivos. La Bolsa define.

Dejá tu comentario