Economía

En octubre la gente se sacó más dinero de encima

En los datos monetarios de octubre, según el BCRA, la expansión monetaria de la base sumó $77.214 millones.

Se conocieron ayer los datos monetarios de octubre y, según el BCRA, la expansión monetaria de la base sumó $77.214 millones. Una fuerte contracción en el último día hábil del mes pasado vía operaciones de Pases y con Leliq permitió reducir la fuerte emisión que se proyectaba por encima de los $100.000 millones. El balance expansivo del mes se explica por la baja en el stock de Leliq que generó una emisión de $282.572 millones, más $76.061 millones en concepto de intereses. Hubo también una expansión vía sector público por $52.673 millones. Los factores que actuaron en forma contractiva, o sea absorbieron liquidez, fueron la venta de divisas del BCRA al sector privado (-$232.118 millones), operaciones de Pases (-$87.966 millones) y otros -$14.007 millones. De esta manera octubre fue el mes más expansivo, monetariamente hablando, en lo que va del año.

Como prueba de la sostenida huida del peso por parte de la gente, basta con señalar que la circulación monetaria (billetes y monedas) en poder del público cayó en $15.270 millones. Más allá del factor estacional, no hay duda de que aquellos que sueñan con inyectar más dinero para reactivar no pueden soslayar la falta de confianza en el peso. Esto también redundó en la caída de los depósitos privados, tanto en pesos como en dólares.

Los nominados en pesos cayeron punta a punta $48.429 millones mientras que la variación del promedio mensual arroja un resultado neutro, o sea, una caída en términos reales. Los plazos fijos en pesos no ajustables cayeron 3% (-$40.000 millones) mientras que los ajustables aumentaron 3% mensual (+2.200 millones). Por su parte, los nominados en dólares (argendólares) registraron una merma de u$s2.266 millones cayendo a un total de u$s19.109 millones.

En cuanto a las reservas del BCRA, el cierre de octubre dejó un stock bruto de u$s43.260 millones, lo que implica una caída absoluta de u$s5.443 millones. Esta pérdida de reservas está explicada por la venta de divisas (-u$s3.946 millones), pagos a organismos internacionales (-u$s155 millones), otras operaciones del sector público -como pago de vencimientos de deuda- (-u$s1.890 millones) y por la caída del efectivo mínimo vinculado a los argendólares (-u$s761 millones). Esto fue compensado, en parte, por otras operaciones (pases, swaps, etc.) por u$s1.309 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario