14 de mayo 2001 - 00:00

Cannes: Coppola presenta versión íntegra de "Apocalypse Now"

Coppola y Kidman.
Coppola y Kidman.
Cannes (Reuters y ASN) -(11/05/2001) Veintidós años después de su estreno y completamente restaurada, « Apocalypse Now» será proyectada hoy en el Festival de Cannes de la mano de su director, Francis Ford Coppola. La nueva versión de la película tiene 53 minutos más de duración, y vuelve en el mismo festival y «con una visión más verdadera que la original», según Coppola.

«Apocalypse Now Redux», su nuevo título, incluye escenas que originalmente fueron desechadas, agregando más sangre a la historia del capitán del ejército norteamericano Willard, quien es enviado a la profundidad de la selva para matar al rebelde coronel Kurtz. « Los temas emergen más claramente y la película es más divertida, más política y más insólita, con perspectiva histórica», dijo Coppola en el festival.

Coppola llevó la versión original de «Apocalypse Now» a Cannes en 1979 como un «work in progress», para acallar los rumores de que la película no se podía exhibir comercialmente a pesar de los cinco años de preparación. El film, con Marlon Brando como Kurtz y Martin Sheen como el solitario Willard, asombró al público con su delirio psicodélico. Aunque estaba incompleta, ganó el premio principal del festival, la Palma de Oro.

Sin embargo, los críticos norteamericanos escribieron reseñas encontradas y el propio Coppola nunca quedó conforme con la versión final, creyendo que había arriesgado su integridad artística al ceder ante las presiones del estudio y mantener la película con una duración de un poco más de dos horas. De ahí nació la idea de hacer la versión «definitiva», que tiene una maratónica duración de 3 horas y 17 minutos y se presentará hoy fuera de competencia.

«Yo estaba yendo al peor lugar del mundo y ni siquiera lo sabía», dice Willard mientras comienza su persecución de Kurtz. « El horror, el horror», musita Kurtz antes de morir, citando a Eliot. Filmada en las Filipinas, Coppola esperaba terminar el trabajo después de un simple período de 14 semanas. Pero todo lo que podía salir mal salió mal y al final necesitó tres viajes y 238 días de rodaje para que se completara el trabajo. Entre las vicisitudes más graves, se contó un infarto sufrido por su protagonista Sheen, lo que vino después de que falleciera el actor inicialmente elegido para ese personaje, Steve McQueen.

En esta extraordinaria reflexión no sólo sobre la guerra de Vietnam sino sobre todas las guerras, que tuvo como base la novela de
Joseph Conrad «El corazón de las tinieblas», Coppola se excedió de una manera descomunal, tanto en la duración del rodaje (que estuvo paralizado durante meses por un tifón) como en el presupuesto (todos los días le enviaban por avión más dinero desde Italia), y él mismo, además de Sheen, acabó sufriendo un infarto. Finalmente, tuvo que aportar de su propio patrimonio para mantener el proyecto en marcha.

Dictador

Fue en el set de «Apocalypse Now» donde Coppola afirmó que ser director de cine era uno de los últimos roles dictatoriales que quedaban en un mundo progresivamente democrático. Por el momento, se muestra reservado acerca de su próxima película, escrita y dirigida por él mismo. Se trata de un gran proyecto acerca del mañana, de lo que vendrá, visto a través de sus ojos.

«Gira sobre un concepto de futuro que están forjando en el presente aquellos que intentan asegurarse el control de todo lo que implica poder; un futuro que en raras ocasiones es ideado por los artistas, aquellos que realmente son capaces de predecirlo», dijo. «Aquí, la ciudad del futuro es, obviamente, una metáfora sobre la sociedad del futuro. Eso es lo que realmente me interesa. Quiero pensar que disponemos del talento, de los científicos, de los ingenieros, del genio para controlar un mundo que podría ser extremadamente bello y armónico», declaró.

Para agregar: «Pretendo hacer una película que sea capaz de hacerlo realidad, aunque sea en celuloide. Pero me gustaría que su desarrollo también tratase sobre otras cuestiones como el tiempo y la conciencia. Por ese motivo, el film consta de un período romano. Los Estados Unidos guardan gran similitud con la Roma republicana. Podemos contemplar todo lo que sucede hoy y todo lo que ha sucedido en nuestra historia mediante la observación de aquellos tiempos. Por lo tanto, puede que seamos capaces de captar el futuro de esta nueva Roma y el efecto que tendrá sobre el mundo».


Dejá tu comentario

Te puede interesar