De la risa al espanto en pocos pasos

Espectáculos

Bong-Joon ho (que presidió en 2013 el Jurado en Mar del Plata), se acerca a su primer Oscar.

Se define al parásito como un ser que vive a costillas de otro, para lo cual puede instalarse en su cuerpo, debilitando a la víctima hasta causarle la muerte. La definición cuadra perfectamente con los personajes de esta sátira coreana tan graciosa como estremecedora. Esos personajes componen una familia empobrecida comandada por un padre resentido y perspicaz, y una familia enriquecida comandada por un padre desdeñoso, pagado de sí mismo. Una se pone al servicio de la otra, con artimañas y sólo para sacarle el jugo. La otra mira desde arriba y cree que tiene a todo el mundo a su servicio.

Al comienzo parece una comedia de pícaros y estafadores. Después todo se pone más bravo y ya parece un thriller, una de suspenso, terror, una salvajada, una fábula, muy bien hecha, causando risa y espanto, y algunas reflexiones. Quien piense en “El sirviente”, “Feos, sucios y malos”, “La ceremonia”, “Us” o “Burning” va por buen camino, pero se queda corto. Impresionantes, el manejo del ritmo y la puesta en escena, el humor ácido, la cantidad de ideas, el nivel del elenco, el armado escenográfico, de claro valor simbólico y dramático, y la originalidad del relato.

Cada uno la verá según su ideología, pero acá nadie se salva. Y todos van a coincidir, eso sí, en aquel sabio consejo que dice “para progresar hay que saber inglés”. El chico de los pobres sabe inglés, eso lo convierte en profesor particular de la hija de los ricos, inocente criaturita, y así empieza el enredo.

Al autor, Bong Joon-ho, se lo conoce por “Okja”, la de la nena con el monstruo bueno. Los habitués del Bafici y Mar del Plata lo conocen más, sobre todo los del festival de la costa, donde en 2013 el propio Bong fue presidente del jurado, dio una linda charla pública y una retrospectiva completa de su obra, con “Host”, la del monstruo malo; “Memorias de un crimen”, “Mother”. Entonces mencionó como inspiradores a Henri-Georges Clouzot (“El cuervo”, “Las diabólicas”) y Kim Ki-young, alias “el Buñuel coreano”. Ahora, que con “Parasite” ya pasó los 160 premios y va por el Oscar, ya está a la altura de esos maestros. Y todavía es joven

“Parasite” (“Gisaengchung”, 2019). Dir.: J. Bong. Int.: K. Song, S. Lee, H. Jang.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario